El Ministro de Relaciones Exteriores de China Wang critica la política de Obama

30 de septiembre de 2014

30 de septiembre de 2014 — El ministro de relaciones exteriores de China, Wang Yi, criticó severamente las acciones del gobierno de Obama —que podrían conducir a la guerra nuclear— en su discurso ante la Asamblea General de la ONU el sábado 27 de septiembre, informó el BRICS Post el 28 de septiembre.

"Si un país coloca su derecho nacional por encima del derecho internacional e interfiere en los asuntos internos de otros países a voluntad y busca incluso un cambio de régimen, la comunidad internacional no puede menos que poner en tela de juicio sus acciones", dijo Wang.

Wang planteó una respuesta a estos estallidos y guerras desde un principio de política exterior superior. "Debemos buscar soluciones políticas" ante los diversos conflictos y "las acciones correctivas deben tener la autorización del Consejo de Seguridad". Señaló que "transformar las lanzas en arados puede tomar tiempo y esfuerzo, pero la historia y la realidad nos han demostrado repetidamente que enfrentar violencia con violencia no va a llevar a una paz perdurable y el uso de la fuerza va a crear más problemas que soluciones". Como uno de sus propósitos más importantes, la Nueva Ruta de la Seda transforma lanzas en arados, lo cual la estadista Helga Zepp-LaRouche incluye dentro de una nueva Arquitectura de Seguridad Global.

Wang afirmó que "las partes en un conflicto deben rechazar el enfoque de suma cero, considerar los intereses de cada uno y esforzarse a encontrarse a la mitad del camino". En cuanto a Siria, afirmó que "la crisis siria continúa por casi cuatro años. Es la negociación, no el combate lo que ofrece soluciones". Con respecto a Palestina, dijo que el problema es "una herida en la conciencia humana". Le hizo un llamado a Israel para que levante el bloqueo sobre la Franja de Gaza y pare la construcción de nuevos asentamientos.

Finalmente, Wang se refirió en particular a la crisis del Ébola, que la mayoría de los líderes en la Asamblea General han ignorado insensiblemente. Afirmó que "como buenos hermanos y buenos socios de África, compartiendo lo bueno y lo malo, China seguirá manteniéndose firme junto al pueblo de África; apoyándolos y ayudándolos con todo lo que podamos. Asimismo vamos a tomar parte activa en los esfuerzos de ayuda internacionales pertinentes".

Según el artículo del Diario del Pueblo del 25 de septiembre, " Se pone de manifiesto la creciente responsabilidad de China en su ayuda contra el Ébola", el gobierno de Xi Jinping ha repartido hasta ahora, 231 millones de yuan ($38.8 millones) a los países de África occidental que están en el epicentro de la epidemia e inicialmente envió 115 expertos médicos, y ahora adicionalmente, un equipo de 30 doctores y 29 técnicos de laboratorio a Sierra Leone.