La Presidenta de Argentina confronta a Obama en el Consejo de Seguridad de la ONU por la fracasada política antiterrorista de EU

27 de septiembre de 2014

27 de septiembre de 2014 — Reflejando claramente su posición de fortaleza como miembro de la alianza de naciones del BRICS, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner confrontó a Barack Obama en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, cuestionando agresivamente la efectividad de los métodos de Estados Unidos para combatir grupos terroristas como el EIIS en el Medio Oriente.

Sentada a solo una silla de distancia de Obama, Fernández se dirigió directamente a él, lo que, según los funcionarios argentinos en el salón, le causó una evidente "incomodidad" al Presidente estadounidense, según informó Tiempo Argentino. Una foto de él que se publicó en ese periódico, muestra a Obama con una expresión en la cara de "venado encandilado". No contestó ninguna de las preguntas precisas que ella le hizo.

Sin decirlo explícitamente, Fernández señaló en fuertes términos que las políticas del gobierno de Obama en vez de derrotar a grupos como el EIIS y sus aliados yijadistas, les han permitido expandirse. A la vez que respaldó la resolución presentada por EU para combatir el EIIS, Fernández subrayó que una simple respuesta militar a este grupo no es eficaz. En vez de desaparecer, estos grupos están creciendo, surgiendo con nuevos nombres y métodos incluso más violentos. Obviamente, concluyó, no está funcionando la metodología adoptada y es necesario revisarla.

Estamos viviendo una Tercera Guerra Mundial, como dice el Papa; no una guerra convencional del siglo 20 sino ahora con guerras más selectivas, advirtió Fernández. Así que se preguntó: "¿Cuáles son las herramientas más efectivas para combatir el terrorismo?" Lo único que parece producir la política actual es "más derramamiento de sangre permanente" con enormes cantidades de víctimas civiles inocentes.

La Presidenta argentina se enfocó en la tendencia de EU a redefinir constantemente quién es el "enemigo" y quien es el "amigo". Después del 11 de septiembre, fue Osama bin Laden; pero recuerden, destacó ella, que originalmente él fue entrenado por Estados Unidos en los 1980 para que combatiera a Rusia en Afganistán. Inicialmente, los militantes de la Primavera Árabe, al igual que la oposición siria al Presidente Assad, se describían como "combatientes por la libertad", pero ahora están de la mano con el EIIS.

Para remachar su punto, Fernández aseveró en conferencia de prensa el mismo día, antes de abandonar Nueva York que "yo estoy de acuerdo con lo que dijo el canciller ruso y después el canciller chino; no existen terroristas buenos y terroristas malos; solo existe el terrorismo".

Al concluir su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU, Fernández le hizo un llamado a los gobiernos que poseen capacidades de inteligencia sofisticada para que empiecen a abordar cuestiones como, ¿quién financia al EIIS?, ¿quien les proporciona entrenamiento y armas, y compra su petróleo, que les permite acumular enormes recursos financieros? Argentina, que no vende armas o compra petróleo, no lo puede hacer, pero Estados Unidos y sus aliados occidentales si pueden hacerlo, advirtió.