Helga Zepp-LaRouche en CCTV: conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial y la derrota del fascismo en Asia - actualizado

4 de septiembre de 2014

4 de septiembre de 2014 -– Helga Zepp-LaRouche estuvo el miércoles 3 en el programa de análisis de la Televisión Central de China (CCTV) "Dialogue-Ideas do Matter" (Diálogo, las ideas sí cuentan) que se transmite en inglés al mundo entero en el horario de máximo público, como parte de un grupo de debate en el que se habló de por qué China decidió establecer el 3 de septiembre como el día en que se conmemora a nivel nacional la derrota del fascismo en Asia. Éste fue un programa en vivo en el que Helga estuvo en el estudio junto con Tao Wenzhao, investigador de la Academia de Ciencias Sociales China (ACSC) y Yoichi Shimatsu, ex director del periódico Japan Times participó vía satélite.

Cómo respuesta a una pregunta sobre la política belicosa del gobierno japonés hacia China, Helga planteó la cuestión desde una perspectiva mas amplia, en el sentido de que el Presidente Obama lanzó su política llamada el "pivote asiático", cuyo centro es la nueva doctrina militar denominada "Batalla Aire-Mar", que es el origen de la desestabilización en la región. Helga se refirió al anuncio que hizo Obama en abril de este año al respecto de que Estados Unidos había cambiado su política de neutralidad sobre las disputas territoriales entre Japón y China hacia una política de respaldo a los reclamos territoriales de Japón.

A la pregunta de cómo se podrían mejorar las relaciones entre China y Japón, Helga abordó la pregunta desde la perspectiva de Alemania, que cometió crímenes espantosos durante la Segunda Guerra Mundial, pero reconoció esos crímenes plenamente y hoy se presenta como una nación en la cuál se puede confiar. Se refirió al encubrimiento constante por parte de Japón de la Masacre de Nanking, e hizo un llamado a que se creara una comisión que lleve a cabo una investigación histórica independiente y honesta, como punto de partida para restablecer la confianza. Mencionó el papel que jugó el general Douglas MacArthur en la redacción de la constitución japonesa para la paz, y señaló que la reinterpretación de ésta que hace el primer ministro Abe tiene el total respaldo de Obama. Helga subrayó de manera enfática que en esta era de armas termonucleares, no se pueden dirimir los conflictos por medio de guerras. Y señaló que esto no es un problema solamente en el Pacífico, es un problema global, y señaló que la OTAN está rodeando a Rusia y estamos por lo mismo al borde de una catástrofe potencial.

En el intercambio final del programa de 22 minutos, le preguntaron a Helga sobre la política económica de Abe y las implicaciones de la recién concluida cumbre en Tokio entre Abe y el primer ministro Modi de India. Helga señaló que se debe tomar en cuenta que hay otra dinámica esencial en la región, que es la que está impulsando la situación económica en la región del Asia-Pacífico y en otras partes. Mencionó la Nueva Ruta de la Seda de Xi Jinping, la asociación estratégica que se acaba de firmar entre Rusia y China, la cumbre del BRICS en Fortaleza, Brasil, y las reuniones de seguimiento que se llevaron a cabo entre los jefes de Estado de los países del BRICS y los jefes de Estado de los países de Suramérica, la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, que promueve China, y el Nuevo Banco de Desarrollo creado por los BRICS.

Helga explicó que todos estos acontecimientos constituyen una alternativa sumamente promisoria e hizo el contraste con la política económica de Abe, que han hundido profundamente a Japón en el sistema financiero de Londres y de Wall Street que se dirige a una total desintegración. Helga mencionó el error craso de Estados Unidos al no haber solucionado la crisis que siguió al crac de septiembre de 2008, el problema de los bancos demasiado grandes para quebrar, y destacó que hoy esos bancos son 40 veces más grandes de lo que eran antes del crac del 2008. Dijo que el sistema de Londres y de Wall Street se dirige a la desintegración, y que Japón está demasiado vinculado a ellos como para evitar ser afectado. Contrastó esto al sistema de financiamiento de proyectos que está surgiendo como alternativa que muchas naciones están adoptando.

Los otros dos invitados al programa coincidieron con Helga en algunas de las críticas que hizo a las políticas de Abe y de Obama, en particular el giro hacia una política militar derechista en Japón desde que Abe asumió el poder; pero se inclinaron más hacia la posibilidad de que haya una reducción de las tensiones.

El programa "Diálogo, las ideas sí cuentan" tiene un gran público en China y a nivel mundial tiene 80 millones de suscriptores.