LaRouche: Obama enfrenta cuatro crisis a la vez que ameritan juicio político

16 de may de 2014

16 de mayo de 2014 — Lyndon LaRouche destacó hoy que el Presidente Obama enfrenta cuatro importantes iniciativas, y cualquiera de ellas puede llevarlo a un juicio político. Estas iniciativas son: la creación reciente de una Comisión Selecta sobre Bengasi en la Cámara de Representantes; la batalla actual con el Senado sobre la liberación del informe desclasificado sobre el programa de la CIA de secuestros y torturas; las continuas revelaciones sobre el espionaje nacional e internacional de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA); y la batalla para forzarlo a que libere el capítulo clasificado de 28 páginas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre el 11 de septiembre.

Lo que se está volviendo cada vez más probable, destaca LaRouche, es que varios de estos escándalos se van a intensificar al mismo tiempo, creando una interacción que va a ser como una rociada de perdigones. LaRouche destacó que los delitos más incriminatorios de Obama, constitucionalmente, son los relacionados con temas económicos cruciales. "Obama ha violado la cláusula sobre el Bienestar General del Preámbulo de la Constitución, y esto es quizá el delito más grave de todos. Cuando yo veo a los necesitados en este país, cuando veo las penurias de los veteranos, cuando veo la desintegración de la economía desde que Obama tomó posesión, veo delitos y faltas graves que se han cometido deliberadamente. Es hora de sacar a Obama del cargo por medios constitucionales. Así podemos abocarnos después al problema urgente de salvar a Estados Unidos y, al hacerlo, salvar también a Europa".

LaRouche señaló que ha diseñado un plan de recuperación de cuatro pasos, empezando con el inmediato restablecimiento de la ley Glass-Steagall. "Deshagámonos de Wall Strett y podremos resolver a tiempo cualquier problema grave que enfrente nuestra nación".