Ucrania enfrenta la catástrofe económica

26 de diciembre de 2014

26 de diciembre de 2014 — Ucrania enfrenta un desplome económico a corto plazo, y es probable que incumpla con sus pagos de deuda, producto de la completa dislocación de su economía ocurrida en el último año, gracias a las maquinaciones geopolíticas del imperio británico y su adulador servil Barack Obama.

Standard & Poor le bajo la calificación a la deuda de Ucrania el 19 de diciembre, a CCC-, nueve niveles por abajo del grado de inversión y advirtió que "en los próximos meses podría ser inevitable un incumplimiento a menos que cambien las circunstancias" informó el mismo día el Bloomberg News.

El "cambio" de circunstancias bajo discusión incluye una austeridad asesina y otras "reformas estructurales" que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de desembolsar el siguiente tramo del paquete de rescate por $17 mil millones de dólares del año pasado, del cual no se han entregado más que $4,600 millones. El gobierno de Kiev dice que necesita unos $15 mil millones adicionales en el 2015, pero la Unión Europea, Estados Unidos y otros gobiernos occidentales están reacios a comprometerse con más ayuda. Según el Washington Post del 22 de diciembre, la misión del FMI que abandonó Kiev el 19 de diciembre, no se comprometió a una fecha exacta para la entrega del siguiente tramo del préstamo y se especula que a fines de enero podría ser la fecha más inmediata para el desembolso, dependiendo de si el nuevo gabinete muestra ser efectivo en la implementación de las reformas, es decir, en matar a su población.

Mientras tanto, el gobierno solo tiene reservas suficientes para cubrir seis meses de importaciones. La moneda nacional, la hryvnia, se ha desplomado en 48% este año, y la economía se ha contraído en 7%. S&P advirtió, según Bloomberg, que las demoras en el desembolso del FMI para el 2014, combinado con reservas menguantes, aumentan el riesgo de incumplimiento, ya que Ucrania no va a poder pagar en el 2015 los $11 mil millones que debe. A pesar de esto, el Primer Viceministro de Finanzas, Ihor Umansky, le dijo a Reuters que "la cuestión de una reestructuración... no es actualmente tema de discusión. Hasta que se acuerde el paquete de ayuda para Ucrania, es demasiado temprano para discutir sobre esto".