El 11-S de Francia: Cheminade pide una investigación exhaustiva del Londonistán

9 de enero de 2015

9 de enero de 2015 — Jacques Cheminade, ex candidato presidencial y Presidente de Solidarité et Progrés emitió ayer la siguiente declaración bajo el título "Face á Notre 9/11" ("Nuestro 11-S"), en relación a la masacre en la revista semanal satírica Charlie Hebdo donde murieron 12 personas y 11 resultaron heridas. La declaración se tradujo de su original en francés al inglés y al español y está disponible en el sitio electrónico de Cheminade: http;//www.jacquescheminade.fr/Face-a-notre-11-septembre.

"Francia está amenazada. Pero no debemos rendirnos ante la dictadura del miedo. Para mantener la calma, la nación se tiene que unir en torno a la necesidad de combatir el terrorismo donde quiera que asome la cabeza y más importante aún, ya no tolerar el medio ambiente en el que florece.

"La lucha en contra del terrorismo es responsabilidad de nuestra fuerza policiaca, nuestra gendarmería nacional, y nuestros servicios de inteligencia. Ellos tienen que tomar muy en serio la amenaza que tenemos frente a nosotros, en todas partes y día con día en sus despliegues. No existen los lobos solitarios, existen los destacamentos terroristas pequeños y medianos que son manipulados en mayor o menor medida. De otros países europeos, debemos exigir serios controles fronterizos, porque estamos en guerra. Internamente, tenemos que ponerle fin a toda incitación a la violencia, incluyendo las imágenes directas en los violentos juegos de video, de los que son fanáticos los terroristas y que les ayudan a pervertir sus mentes.

"Cambiar el medio ambiente tiene que ver con nuestra política pública. Tenemos que pedirle cuentas a Arabia Saudita y Catar, en donde ciertas instituciones y familias han financiado y siguen financiando el terrorismo 'salafista'. Tenemos que pedirle cuentas a Recep Tayyib Erdogan de Turquía, que ha estado jugando con ambos bandos y por lo tanto se ha vuelto cómplice. Tenemos que ponerle fin a todas y cada una de las 'asociaciones especiales' con estos países.

"Tenemos que exigir una investigación sobre el papel de las redes bancarias, especialmente las británicas, que actúan como correas de transmisión para el dinero que usa al-Qaeda y los terroristas del Estados Islámico (EI). Estos son los falsificadores que les permiten continuar a estos criminales desviados.

"Es más, no podemos permitir que el debate se desvíe hacia convertirse en contra de la inmigración y los musulmanes, lo que nos llevaría a caer en la trampa que nos han puesto. En particular, para combatir el antisemitismo con todas nuestras fuerzas tenemos que apoyar el diálogo de civilizaciones, de culturas, de religiones.

"Seamos francos: en la estrategia de caos dirigida en contra de Europa y de Francia, la oligarquía financiera está echándole leña a las llamas del terrorismo islámico —lo que se ve en los acuerdos entre el sistema de Lodonistán y Arabia Saudita— mientras que a la vez hacen llamados a la guerra en contra del Islam, como lo hace el movimiento PEGIDA en Alemania, y las redes nacionalistas en Francia, incluyendo gente dentro del Frente Nacional. Pero Francia es una "cierta idea", o un pacto con la libertad en el mundo y no una noción de soberanía doctrinal pervertida, como sucede con el UKIP británico (Partido Independentista del Reino Unido) o Alternativa en Alemania, que se asocian de facto con PEGIDA.

"Solo con un mundo sin la City de Londres ni Wall Street, y animado con el espíritu de una Nueva Ruta de la Seda a nivel mundial, el espíritu del desarrollo mutuo, se podrá realmente combatir el terrorismo. Francia puede y deber ser un pilar de ese nuevo mundo".