Presidente de Costa Rica: China tiene una visión para Iberoamérica y el Caribe. ¿Qué hay de Estados Unidos?

16 de enero de 2015

15 de enero de 2015 — En varias entrevistas luego de la histórica cumbre ministerial entre China y CELAC, el 8 y 9 de enero en Beijín, el Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera, presidente saliente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), se mostró verdaderamente entusiasmado por los planes estratégicos de largo plazo que se acordaron exitosamente entre China e Iberoamérica. Estos planes se basan en intereses comunes, y ofrecen un marco en el que países de diferentes tamaños, con puntos de vista diferentes en algunos asuntos, pueden "administrar" estas diferencias "de manera más creativa y propositiva", le dijo el Presidente Solís al periódico chino El Pueblo en Línea.

En entrevista con el periódico Global Times de China (que fue publicada el 12 de enero 2015), el Presidente de Costa Rica, quien fuera profesor universitario en su país y en la Universidad de Michigan, y quien fue electo como Presidente en mayo del 2014 con una campaña en contra de las desigualdades, le envió un mensaje importante a Estados Unidos:

"China con gran sabiduría ha entendido el papel y el potencial de Latinoamérica y el Caribe como fuente de su beneficio para su política extranjera. He visto cierto abandono de parte de Estados Unidos hacia Latinoamérica, por muchos años. Ellos no tienen una visión para Latinoamérica en su conjunto... El gobierno chino y la comunidad del CELAC han podido juntar una visión, y esto es lo que se dio a conocer y se anunció en Beijín.

"Es probable que Estados Unidos plantee sus preocupaciones, pero ellos podrían hacer algo similar. Podrían comenzar a buscar estas oportunidades, no necesariamente de la misma manera. Hasta donde yo lo veo, esto no es una cuestión de competencia geopolítica. Eso no es lo que China está buscando. China busca en Latinoamérica y el Caribe una fuente de beneficios, y ha sido muy respetuosa, al presentar esta perspectiva, como una responsabilidad compartida".

Solís señaló que Costa Rica, con sus 4.5 millones de habitantes, "es del tamaño de un vecindario pequeño de Beijín", pero ellos han establecido las bases para que sea posible una relación respetuosa con el gigante chino.

"Consideramos que China es un socio muy importante", añadió. Tradicionalmente Costa Rica se ha concentrado en tener relaciones con Estados Unidos, la Unión Europea, y Centroamérica, "pero el horizonte de crecimiento está en el Pacífico, y Costa Rica es de muchas maneras, también, una nación del Pacífico. Por lo tanto, debemos comenzar a ver hacia la cuenca del Pacífico, incluyendo a China como el participante más significativo, y como el área en la cual debemos desarrollar muchos de nuestros esfuerzos para en el futuro".