Tsipras: Grecia y Chipre deben ser un 'Puente de Paz' entre la Unión Europea y Rusia

4 de febrero de 2015

4 de febrero de 2015 – El primer ministro griego, Alexis Tsipras, realizó su primera visita oficial desde que asumió el cargo, y al llegar a Chipre declaró que Chipre y Grecia deben servir como un puente de paz entre Rusia y la Unión Europea.

Antes de salir había emitido una declaración oficial, donde señalaba que "esta es mi primer gira (oficial como primer ministro) al extranjero y no es coincidencia que se inicie en Chipre. Mi presencia simboliza nuestra lucha por una solución justa para el problema de Chipre, lo cual es una prioridad para nosotros", y subrayó que "el helenismo tiene que ganar fuerza para exigir sus derechos".

En conferencia de prensa conjunta con el Presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, Tsipras declaró que "Conversamos con el Presidente Anastasiades la necesidad de tener posiciones coordinadas en los foros internacionales a fin de tender un puente necesario entre Europa y Rusia, para reclamar lo necesario para nuestros pueblos pero también para todos el pueblo europeo. La continuación de las tensiones, la evolución de una guerra en una guerra económica no puede tener ningún resultado positivo para el pueblo europeo. En ese sentido, Grecia y Chipre pueden ser un puente de paz y cooperación también entre la Unión Europea y Rusia".

Según el periódico New Europe, Anastasiades también criticó la política de sanciones y dijo que la política de la UE hacia Rusia ha perjudicado las economías de algunos Estados europeos. "Hemos acordado que el Acuerdo de Minsk y el diálogo diplomático dará la respuesta. También hemos acordado que trabajaremos con otros países que comparten opiniones similares de tal modo que la diplomacia prevalezca sobre la política de sanciones. Las sanciones tienen un efecto no solo en el país en donde se imponen sino que tienen efectos que se revierten sobre los países que las imponen".

Se espera que Anastasiades realice una visita oficial a Rusia el 25 de febrero.

Con relación a las pláticas sobre la deuda, Tsipras dijo que "estamos en negociaciones sustanciales con nuestros socios en Europa y con nuestros acreedores. Tenemos obligaciones hacia ellos", y por lo tanto, dijo que Grecia no buscará ayuda de Rusia por lo pronto. En cuanto a dejar la Eurozona, descartó la posibilidad, y dijo que "la Unión Europea y la Eurozona se desmembrarían junto con su flanco sureste sin Grecia y sin Chipre".

Durante su visita a la Cámara de Representantes de Chipre, señaló que "en los últimos años el pueblo de Grecia y el pueblo de Chipre han hecho sacrificios injustos", según informa la agencia Cyprus News Agency. Asimismo, Tsipras dijo que "las políticas de austeridad han fracasado" y que "es tiempo ya de un acuerdo diferente que sea válido para todos los pueblos de Europa".

Tsipras se reunió también con la cabeza de la Iglesia de Chipre, el arzobispo Chrysostomos, y alabó la labor de la Iglesia de Chipre y agradeció a Chrysostomos por la ayuda que ha proporcionado a los grupos más vulnerables de Grecia en la crisis económica. Chrysostomos le extendió a Tsipras sus mejores deseos, y dijo que "su éxito será el éxito del pueblo griego".