Europa ya no va a 'dar por sentada' su cooperación espacial con EU; más bien aumenta su cooperación con China

17 de febrero de 2015

17 de febrero de 2015 — "Los tiempos están cambiando y ya no se da por sentado que la NASA será el próximo socio de la actividad de vuelos espaciales tripulados europeos" afirma un artículo en la edición de marzo del 2015 de Spaceflight, publicación de la Sociedad Interplanetaria británica creada hace 70 años. Tanto la Agencia Espacial Europea (ESA por siglas en inglés) como funcionarios chinos han anunciado que "trabajan hacia la colocación de astronautas de la ESA en una estación espacial china más o menos en una década" informa el artículo. El mes pasado, el director general de la ESA Jean-Jacques Dordain caracterizó a China como un "socio estratégico"de Europa en el espacio. Anteriormente había informado que algunos astronautas de la ESA estaban aprendiendo chino.

El autor del artículo, David Baker, informó que los astronautas de la ESA visitaron las instalaciones de vuelos espaciales tripulados de China y señala que esas actividades "nos llevan inexorablemente a una cooperación plena con China en los programas de vuelos espaciales tripulados". También reveló que "algunos ingenieros ya están trabajando sobre el equipo que pudiera ser útil para las empresas conjuntas, que involucran elementos modulares que podrían estar acoplados a una estación espacial integral". En los últimos meses, China ha invitado explícitamente a todas las naciones que están explorando el espacio para que contribuyan con módulos de laboratorios de investigación para esta estación de fin de la década.

Baker señala que "es un objetivo de largo plazo de la ESA expandir sus empresas conjuntas con China" aprovechando la experiencia que obtuvo con los programas del Transbordador Espacial y la Estación Espacial Internacional (programas que estuvieron, por supuesto, encabezados por Estados Unidos). A pesar de que los astronautas europeos "depositan sus esperanzas" en la EEI para volar sus misiones, los "tiempos cambiantes" significan que la "participación de China significaría expandir las oportunidades de cooperación" en particular en el espacio tripulado. (Estados Unidos, como sabemos, tiene prohibido por ley la cooperación espacial tripulada bilateral con China).

"Los astronautas de la ESA podrían ser los próximos exploradores que caminen sobre la Luna como parte de una estación investigadora china" concluyó.