Se acerca enfrentamiento por la bomba de la deuda griega y la guerra de la OTAN en Rusia

6 de marzo de 2015

6 de marzo de 2015 — Este jueves 5 de marzo el Banco Central Europeo (BCE) aceleró el cronograma para el enfrentamiento con Grecia en torno a la bancarrota efectiva de todo el sistema financiero transatlántico. Al mismo tiempo, las provocaciones de la OTAN en el Mar Negro y en los países bálticos ha colocado el peligro de una guerra fuera de control en el corazón de Eurasia en la misma vía expedita. Las dos pautas no son ajenas entre sí, sino que son un reflejo del impulso, de parte de facciones británicas prominentes, a provocar lo que ellos dementemente creen que podría ser una guerra confinada al territorio de Eurasia, dirigida contra las naciones descollantes del grupo BRICS, Rusia, China e India.

En la reunión del consejo directivo del BCE, este jueves 5, el director del mismo, Mario Draghi, echó a andar la estafa de los $1.2 billones de dólares de Emisión Cuantitativa (EC), para imprimir el dinero inorgánico para empezar este lunes 9 a comprar 60 mil millones de euros en activos insolventes a los principales bancos europeos. El programa de EC no incluye a Grecia ni a Chipre, y el consejo directivo del BCE no permitió que Grecia emita nuevos bonos del gobierno para mantener la capitalización de los principales bancos griegos. Aunque los ministros de Finanzas de la Eurozona acordaron una tregua de 4 meses con Grecia, es claro que el BCE busca un enfrentamiento en el corto plazo, con la esperanza de que Grecia se dé por vencida.

El mismo jueves Lyndon LaRouche subrayó que no hay ninguna solución para Grecia, ni para ningún país de Europa, en tanto que se mantenga en los libros de balance la montaña de deuda de casino incobrable. Así que esto representa una confrontación en Europa, y el resultado va a impactar en Wall Street de inmediato también. El lunes 9 se reúnen nuevamente los ministros de Finanzas de la Eurozona para considerar la propuesta griega para el período de cuatro meses, durante los cuales se elaborarían los detalles para convocar a una conferencia sobre la deuda y poner fin a la austeridad genocida.

La confrontación por la bancarrota del sistema británico transatlántico está impulsando las provocaciones de guerra. Cuatro buques de guerra de la OTAN entraron al Mar Negro el jueves 5 para realizar maniobras. Rusia anunció que realizaría maniobras aéreas en la misma zona, y unos 2,000 efectivos rusos llevan a cabo ya ejercicios de entrenamiento cerca de la frontera con Ucrania.

La Cámara de los Lores británica acaba de publicar un dizque estudio integral sobre la crisis de Ucrania, en el cual se culpa de todo a Vladimir Putin y a Rusia. De nuevo, los británicos apuestan a una guerra con Rusia, esta vez utilizando a Estados Unidos, bajo el Presidente Barack Obama, como el idiota que desate una guerra de aniquilación contra Moscú.

El asesinato de Nemtsov sigue resonando, pero cada vez más voces se unen a Lyndon LaRouche para denunciar el asesinato como parte de la "revolución de color" en marcha orquestada por los símiles de Victoria Nuland, para derrocar a Putin y hundir a Rusia en el caos. Un prominente analista estratégico griego, Ilias Iliopoulos, señaló que el asesinato de Nemtsov fue obra de las fuerzas occidentales que quieren derrocar a Putin, y se refirió explícitamente al ex embajador de Obama en Rusia, Michael McFaul, junto con Victoria Nuland, como los probables arquitectos de la operación.

El presidente de la Duma de Rusia (la cámara baja del poder legislativo), Serguéi Naryshkin, dejó en claro en una entrevista con la televisión rusa ayer, que quienes en Occidente alegan que "Rusia está aislada", están desconectados de la realidad por completo. Rusia es protagonista principal de la nueva alianza emergente en torno al BRICS, que ya representa al 42 por ciento de la población mundial y el 27 por ciento de la riqueza real del mundo. Eso difícilmente se puede llamar "aislamiento". Durante una reunión de Putin con los directivos del Ministerio del Interior de Rusia, a mediados de la semana, dejó en claro que Rusia rechazará las operaciones de la "revolución de color" que está en marcha. En el mismo sentido, Putin denunció el asesinato de Nemtsov como parte del asalto contra Rusia.

Como lo ha destacado Lyndon LaRouche durante la semana, estas condiciones críticas exigen acciones valientes para evitar la guerra. Obama y Nuland tienen que salir de sus cargos ya. Netanyahu y su alianza con los saudíes para desatar una guerra religiosa de cien años en el mundo islámico, es parte del programa británico de reducción de la población y se le debe poner fin de inmediato. Estados Unidos se debe integrar al nuevo paradigma del BRICS. Ese proceso comienza con la reinstitución de la ley Glass-Steagall para declarar la bancarrota de Wall Street; y emprender una serie de proyectos de alta tecnología e infraestructura intensivos en capital, programas de creación de empleos mediante la emisión de grandes sumas de crédito federal; y el establecimiento de un banco nacional hamiltoninano para impulsar este proceso.

No hay ningún truco ni artilugio que vaya a funcionar. Solo estas medidas pueden confiadamente impedir que el mundo se hunda en una guerra que no se podrá confinar a Eurasia, sino que llevará, como lo han advertido repetidamente oficiales militares rusos los últimos días, a una guerra termonuclear a escala global.