Altos mandos militares rusos advierten de nuevo: una guerra nuclear "táctica" y un Ataque Preventivo Global no funcionarán

3 de marzo de 2015

3 de marzo de 2015 — El general de división Andrei Burbin, jefe del Puesto de Mando Central de las Fuerzas de Misiles Estratégicos (FME), dio hoy un informe al aíre muy poco común, sobre la disponibilidad de Rusia para utilizar sus armas nucleares estratégicas bajo condiciones de ataque en contra del país, como el caso por ejemplo del tan cacareado esquema para un Ataque Preventivo Global de EU en un intento no nuclear de destruir las capacidades de represalias rusas. El mensaje de este oficial ruso es que esos esquemas militares "utópicos" de "guerra nuclear limitada" o de destrucción de la fuerza "contraofensiva" de las armas nucleares de Rusia son ilusorias: van a fracasar y el resultado será una represalia en contra de Estados Unidos utilizando los misiles balísticos intercontinentales de las FME de Rusia. La entrevista de Burbin con el analista militar Igor Korotchenko, jefe de redacción de la revista Natsionalnaya Oborana (Defensa Nacional) se reprodujo en los principales servicios cablegráficos y periodísticos de Rusia, entre ellos el periódico del gobierno Rossiyskaya Gazeta.Los servicios noticioso Sputnik, RT y otras publicaciones reproducen citas importantes en inglés, lo que indica una decisión de alto nivel de sacar esta declaración sobre la posición de las fuerzas armadas de Rusia a nivel mundial.

La primera mitad de la entrevista tiene que ver con el entrenamiento científico y sicológico de los oficiales de las FME, quienes integran el "componente más capaz y listo para el combate de la tríada estratégica nuclear" es decir las fuerzas terrestres ICBM (misiles intercontinentales). Estas fuerzas "son capaces de llevar a cabo su misión en cuestión de minutos". También se exploraron las funciones del comando y control, entre ellas las comunicaciones de canales múltiples entre el Presidente Putin en tanto Comandante en Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y las FME.

Korotchenko después le preguntó sobre el ciclo de entrenamiento FME de un mes de duración que acaba de concluir. Burbin dijo que la principal misión de su práctica fue "sacar las unidades de misiles móviles fuera de la línea de ataque" con el fin de poder preservar la capacidad de lanzar un ataque de represalia: "Trabajamos en cambiar y extender las zonas de ubicación, maniobras de unidades y aumentar por lo tanto la capacidad de sobrevivencia de estas unidades y hacer más difícil la labor de nuestros probables adversarios".

Korotchenko: "Así que, ¿se garantizaría el potencial de un ataque de represalia bajo cualquier circunstancia? No es secreto que ahora existe el concepto de Ataque Preventivo Global, lo que significa el uso a gran escala de armas no nucleares de alta precisión, con el fin de asestar un primer golpe nuclear de desarme en una situación crítica, destruyendo por lo tanto capacidades como nuestras fuerzas nucleares estratégicas".

Burbin: "Este problema se ha abordado. Dentro de la situación en desarrollo o cambiante, ya hemos examinado este desafío y podemos hacerle frente. El punto es que, bajo cualquier circunstancia, las FME pueden llevar a cabo su misión. Y si fuera necesario llevar a cabo la misión de lanzamiento de un ataque misilístico nuclear, esto se realizaría en el marco de tiempo establecido, con absoluta certeza. Nuestras unidades están desplegadas geográficamente de forma tal que ningún ataque global puede incapacitar todas las FME".

Ante otra pregunta abundando en el tema, Burbin respondió que esto se aplicaba también "absolutamente" al caso de un ataque nuclear en contra de Rusia. La discusión se extendió luego a la capacidad de las FME para funcionar "bajo condiciones de guerra real, con intentos de interferencia y despliegue de equipos de sabotaje". El oficial de la FME dijo que esto involucra también el contrarrestarlas con nuevas tecnologías, en alusión al aumento de la guerra electrónica y cibernética. Burbin pasó revista a los programas de construcción de misiles Topol-M y Yars, y señaló que para el 2020, el 98% de las FME van a consistir de nuevos misiles.

Resumiendo, Burbin dijo: "Las fuerzas misilísticas, que están en permanente disposición para el combate, realizan tareas de disuasión estratégica en tiempos de paz. Gracias a las FME, vivimos hoy sin una guerra". Korotchenko lo secundó: "La conclusión para todos nosotros, para nuestro país y para el mundo, es que el escudo nuclear de Rusia es confiable y que las órdenes militares se van a llevar a cabo bajo cualquier circunstancia que se desarrolle".

En la parte del programa de llamadas al aire, después de que el general había abandonado el estudio, Korotchenko continuó esta discusión con los escuchas, destacando el vuelco en las fuerzas armadas rusas en los dos últimos años desde que asumió el general Sergei Shoygu como ministro de la Defensa, y el surgimiento de una nueva generación extremadamente competente de oficiales rusos. Comentó que "esto es muy importante, cuando Obama nos amenaza con sanciones y castigo divino, y les arden las manos por aplastar el botón. Así que los estadounidenses saben que si presionan un botón, se va a presionar otro botón en respuesta. Y esto es lo que hace el equilibrio estratégico, y nos pone en pie de igualdad con los estadounidenses. Quizá estemos débiles en algunas áreas, o los liberales dicen que las cosas están mal aquí y que las sanciones nos van a sofocar, pero un gran país que tiene un escudo nuclear no puede ser sofocado por ningún tipo de sanciones".