"O'Malley está en lo correcto sobre la Glass-Steagall", dice LaRouche; "por ahora, ¡él es el único candidato calificado!"

13 de marzo de 2015

13 de marzo de 2015 — Desde el pasado viernes 6 de marzo, en Concord, New Hampshire, el ex gobernador del estado de Maryland, Martin O'Malley, viene planteando de modo exploratorio su candidatura para las primarias presidenciales del Partido Demócrata en torno al tema central de la restauración de la Ley Glass-Steagall de 1933 de Franklin Delano Roosevelt, que fue derogada en 1999.

"Debemos hacer llegar esto a todos lados", dijo ayer Lyndon LaRouche. "Tanto la Glass-Steagall, como el hecho de que O'Malley está haciendo campaña por esta. O'Malley planteó la cuestión, y cualquiera que se oponga a esta medida, se debe considerar como una mala opción para ser candidato a la Presidencia. En este momento O'Malley es el único, que tiene las calificaciones para ser un candidato presidencial. Ahora los demás tendrán qué declarar que piensan sobre esto. No se puede, por siempre, 'seguirle la corriente para quedar bien' a Wall Street", agregó.

¿Cuál es el problema en Estados Unidos? Que el lado financiero de las cosas visto desde el punto de vista de Washington, no está de acuerdo con los intereses de Estados Unidos. Es el mismo problema que en Europa: la cuestión es que ciertos intereses quieren proteger sus intereses financieros, aunque esos intereses financieros ahora han perdido su valor.

Miren a la situación de Europa en su conjunto. Europa realmente está violando a Grecia, y lo viene haciendo ya por algún tiempo. Y es enormemente doloroso cuando no sigues ese acuerdo. De modo que a esta gente no le importa el mundo; les importan sus propios intereses mezquinos y baratos.

Llegó el momento de romper la Eurozona. Solo hay que desbaratarla. Díganles que llegó la hora de desbaratarla, en torno al tema verdadero de que esa institución no sabe como comportarse. Ya es hora de deshacerse de ella, porque se está convirtiendo en un bastardo arrogante. No tiene ningún derecho a reclamar autoridad sobre otras naciones.

Lo que Europa está haciendo en su sistema de casino, significa que es imposible lograr la paz en el Medio Oriente o en cualquier otro lado. Significa que si Grecia se retira, por un lado, entonces la Eurozona se desintegra. Pero lo opuesto a eso tendría el mismo efecto. Si se mantienen allí, se desintegraría por el peso mismo de su presencia.

Todo es un fraude. Esos papeles no tienen ningún valor, ese sistema financiero no vale nada. Debieran retornar a la antigua política de Estados Unidos. Olvídense del hecho de que un par de payasos derogaron en 1999 la ley estadounidense: Se tiene que restablecer la Glass-Steagall. Tenemos que lograr la restauración de la Glass-Steagall y lanzarla sobre el Congreso estadounidense, y decirles, "este fraude fue lo que causó todos los problemas".

"O'Malley está en lo correcto" dijo LaRouche. "Eso se tiene que hacer. Es el paso decisivo. Eso, por supuesto, hundiría a Wall Street. De eso se trata. Cualquiera que esté haciendo campaña por Wall Street no merece ser electo".