El FMI rescata a los nazis ucranianos con un paquetazo de $17,500 millones

12 de marzo de 2015

12 de mazo de 2015 — El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció hoy que había aprobado un paquete de rescate por cuatro años por $17,500 millones de dólares para Ucrania, con un primer tramo de $5 mil millones disponibles de inmediato. Se supone que los $17,500 millones forman parte de un programa de préstamos y ayuda más grande de $40 mil millones, diseñado, como dice el Wall Street Journal, para "mantener el país a flote".

No para mantener viva a la población —ya que estará sometida a condicionalidades de austeridad asesina— sino para permitirle a Ucrania continuar con su guerra en contra de Rusia. Es de destacar que $1,500 millones de los $5,000 millones se los van a arrancar a Grecia en pagos de la deuda que se "vencían" el viernes y lunes, quien se negó a unirse al asalto contra Rusia.

Está claro el sesgo antirruso del programa. Como lo tuiteó con éxtasis el Presidente ucraniano Poroshenko, "La decisión de hoy del FMI prueba que el mundo civilizado cree y apoya a Ucrania", informa el Journal, y agrega por su cuenta que muchos economistas y analistas ven este rescate como parte de una "decisión política más amplia para respaldar al novato gobierno de Kiev, que es pro Occidente. EU y Europa están tratando de ayudar a la ex república soviética a salir de la órbita económica y política de décadas de duración en torno al Kremlin". David Lipton, el funcionario número dos en el FMI, subrayó que la crisis de Ucrania "resulta ser una oportunidad para que el gobierno rompa definitivamente con el pasado".

La idea de que este programa va a "estabilizar" a Ucrania es una fantasía. Entre las condicionalidades se incluyen tarifas energéticas mucho más elevadas, privatizaciones, desmantelamiento de cualquier red de seguridad social (lo que ya se está realizando) lo que va a llevar las tensiones políticas actuales al punto del estallido. Prácticamente, todos los comentaristas destacan "los enormes riesgos" inherentes al programa.

Como parte del programa de rescate se incluye la exigencia de que por su parte Ucrania salga con $15,400 millones en "ahorros", mediante negociaciones con los acreedores, reestructuración de la deuda o una moratoria declarada a la deuda. Reuters dijo ayer que "algunos participantes" creen que sería posible una "quita" del 70% a los acreedores. El viernes, la ministra de Finanzas y ciudadana estadounidense Natalie Jaresko sostendrá una videoconferencia con los acreedores para delinear los planes de las negociaciones con los tenedores de la deuda externa soberana.

Según los términos del acuerdo, la entrega de los siguientes tramos del paquete de financiamiento, que vence en tres meses, va a depender de que se haya impuesto "exitosamente" la reestructuración de la deuda con la participación de los acreedores principales, advierte David Lipton.

Contrasten esto con el enfoque de los fascistas de la Troika a la propuesta de reestructuración y reducción de la deuda de Grecia.