En un documental sobre Crimea Putin califica a EU como el cerebro del golpe de Estado en Ucrania

17 de marzo de 2015

17 de marzo de 2015 — "Crimea: el camino a casa" es el nombre del documental que transmitió el domingo 15 el canal noticioso ruso Rossiya 1, el cual destaca la actuación del Presidente ruso Vladimir Putin. Russia Today publica una reseña del documental, con citas extensas, que se reproducen a continuación:

"El truco de la situación fue que desde el exterior la oposición [ucraniana] estaba apoyada mayormente por los europeos. Pero nosotros sabíamos con certeza que los verdaderos cerebros eran nuestros amigos estadounidenses" dice Putin en el documental.

"Ellos ayudaron a entrenar a los nacionalistas, a sus grupos armados en el oeste de Ucrania, en Polonia y en cierta medida en Lituania" agregó. "Ellos facilitaron el golpe de Estado armado".

"Se hizo a un lado el imperio de la ley y se hizo pedazos. Y las consecuencias fueron verdaderamente graves. Parte del país estuvo de acuerdo con esto, mientras que otra parte no lo aceptó. Se destrozó al país".

Putin señaló que había un plan para asesinar al Presidente electo Yanukóvich a quien Rusia estaba decidida a defender.

"Yo invité a los jefes de nuestros servicios especiales, al Ministerio de la Defensa y les ordené que defendieran la vida el Presidente ucraniano. Si no hubiera sido así lo hubieran matado".

Yanukóvich huyó primero a Crimea pero pidió que lo trasladaran a Rusia porque "no había nadie con quien él pudiera negociar en Kiev".

En cierto momento, dice Putin, él personalmente ordenó los preparativos para una operación especial en Crimea, argumentando que "no podíamos dejar que el pueblo de Crimea fuera arrollado por la aplanadora de los nacionalistas".

"Yo les asigné sus tareas, les dije lo que tenían que hacer y cómo debíamos hacerlo y subrayé que solo lo haríamos si estuviésemos absolutamente seguros de que esto era lo que quería que hiciéramos la población que vivía en Crimea". [Se realizó una referendo de emergencia en donde quedó establecido que al menos el 75% de la población quería unirse a Rusia]

"Nuestro objetivo no era apoderarnos de Crimea mediante su anexión. Nuestro objetivo último era permitirle a la población expresar su deseo sobre cómo querían vivir ellos".

"Yo solo decidí: lo que la población quiera eso es lo que va a suceder. Si ellos quieren mayor autonomía con ciertos derechos extras dentro de Ucrania, que así sea. Si ellos deciden otra cosa, no les podemos fallar. Ustedes saben los resultados del referendo. Hicimos lo que teníamos que hacer".

La operación incluyó el despliegue de los misiles de defensa costeros K-300P Bastion para mostrar que Rusia podía proteger la península de un ataque.

"Los desplegamos de forma tal que fueran visibles desde el espacio" dijo Putin. Despues agregó, según Russia Today que "las fuerzas armadas rusas estaban preparadas para cualquier acontecimiento y hubiera armado los misiles nucleares de haber sido necesario".

Putin dijo que él no estaba seguro de si Occidente iba a usar la fuerza militar en contra de Rusia. El desplegó fuerzas especiales, pero no más de las 20,000 autorizadas para la península. Esto garantizó que se pudiera llevar a cabo libremente el referendo. El resultado es bien sabido.