Medios de prensa alemanes y asiáticos arremeten contra Obama por no permitir que Estados Unidos se una al BAII

23 de marzo de 2015

23 de marzo de 2015 — Hay un coro creciente de voces que presiona a Obama por su política suicida de negarse a unirse al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII). A pesar de que algunas de las evaluaciones son simplistas, reflejan el hecho simple de que la mayor parte de las naciones de Europa y Asia simplemente no tienen intenciones de morirse por apoyar las políticas desquiciadas de Obama y del imperio británico.

Dos de los autores que escriben para para la agencia alemana Deutsche Presse-Agentur, Lars Nicolaysen y Andreas Landwehr, titulan su artículo del 21 de marzo "Los europeos le apuestan ahora a China como el siguiente líder mundial". (Este artículo se imprimió en la edición del 21 de marzo del periódico tailandés, The Nation). El artículo afirma que "Pekín ha triunfado sobre Washington: las cuatro economías más grandes de la UE respaldan ahora el establecimiento del banco de desarrollo patrocinado por China. Parece que Estados Unidos logró exitosamente maniobrar para colocarse en una esquina aislados, al oponerse al banco de desarrollo patrocinado por los chinos que ha recibido ahora el apoyo no solo de Francia, Alemania e Italia, sino también de un viejo aliado de EU, Gran Bretaña. Los cuatro miembros más grandes de la Unión Europea han dejado en claro su intención de ser miembros fundadores del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII), lo que marcó un fuerte éxito diplomático para Pekín, creador de la idea... Los europeos vieron la clara ventaja de estar dentro a la hora del lanzamiento, en vez de quedar en la posición excluida y aislada en la que se encuentra ahora EU".

El artículo señala que "no hay ninguna duda sobre la necesidad de inversiones en infraestructura en Asia" y destaca las sustanciales reservas internacionales de China.

En otro artículo del 20 de marzo publicado también en The Nation de Tailandia, titulado "Los aliados de EU desertan con la inclinación del Nuevo Orden Mundial hacia China", el autor Thanong Khanthong afirma que "Washington está perdiendo su influencia. Sus aliados en Europa —el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia— solicitaron convertirse en miembros del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) encabezado por China, desafiando los llamados de EU a que actúen con precaución". Khanthong señala que "hemos llegado a un punto en el que Estados Unidos ya no puede dictar los acontecimientos globales en sus propios términos. El hecho de que sus aliados estén desertando para unirse al BAII refleja la menguante influencia de Washington. Sus aliados se dan cuenta de que se les va a ir el barco si no se unen al BAII, porque las oportunidades de crecimiento están en Asia, no en Europa o EU". Insiste en que la opción es que EU puede quedarse fuera del BAII o "solicitar su membresía".