Netanyahu y Ron Dermer, jugador de las ligas bushistas, espiaron y se coludieron con los republicanos en contra del P5+1

26 de marzo de 2015

26 de marzo de 2015 — El Wall Street Journal reveló esta semana que Israel ha estado espiando a Estados Unidos para obtener detalles sobre las negociaciones secretas entre el grupo P5+1 e Irán, pasándole la información a los oponentes republicanos en el Congreso para sabotear la fase final de las negociaciones. Esta denuncia tiene implicaciones importantes tanto para las relaciones EU-Israel como para los republicanos. Una fuente en Washington caracterizó esta operación de espionaje como "pasada de la raya", al usar el espionaje para interferir en los asuntos políticos internos de los EU.

Las dos personas identificadas como responsables por la operación de espionaje y sabotaje son Benjamin Netanyahu y su embajador en Estados Unidos, Ron Dermer. Dermer viene directo de las ligas bushistas. Es un norteamericano que renunció a su ciudadanía estadounidense a finales de los 1990. Se fue a trabajar para Frank Luzt, un alto encuestador republicano, en 1994 y trabajó escribiendo el Contrato para América promovido por Newt Gingrich y el incipiente movimiento neoconservador. Su hermano, un demócrata conservador y alcalde de Miami Beach, fue un fuerte promotor de George W. Bush y fue clave en su reelección como Presidente en el 2004.

Cuando se mudó a Israel, Ron Dermer fue coautor junto con el emigrado ruso Natan Sharansky de The case for democracy. El libro fue la biblia del Proyecto Democracia y de las subsecuentes revoluciones de colores.

Fueron los vínculos republicanos de Dermer los que fueron la clave para que se lograra este año permitirle a Netanyahu hablar ante una sesión conjunta del Congreso Federal, a invitación del Presidente de la Cámara de Representantes John Boehner.

Ahora, todo el aparato podrido de la Liga Bush está bajo investigación por su colusión con una operación de espionaje israelí que tenía el objetivo de destruir las posibilidades de un acuerdo P5+1 con Irán.