La dinámica global está cambiando; podemos salvar a la civilización del abismo

23 de marzo de 2015

23 de marzo de 2015 – El proceso que se inició hace diez días con las intervenciones del 12 de marzo del ministro de Relaciones Exteriores de Alemania Frank-Walter Steinmeier y el ex canciller alemán Helmut Schmidt, así como del ex gobernador del estado de Maryland, Martin O'Malley, ha generado una situación global estratégica radicalmente nueva. Ahora la decisión de cuatro importantes naciones europeas a principios de la semana pasada, de unirse al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) encabezado por China, haciendo de lado completamente las amenazas del Presidente Obama para que no lo hicieran, ha derribado el tablero aún más. Desde las últimas dos semanas, nada funciona ya como de costumbre.

"El genio salió de la lámpara", comentó Helga Zepp-LaRouche el domingo 22, y el BAII va a ganar más impulso cada día. En virtud de los avances que hemos alcanzado hasta la fecha, estamos ahora en posición de realmente hacer que Estados Unidos y Europa se unan al BRICS en un nuevo orden mundial completamente diferente, basado en la idea aparentemente "impráctica" de la cooperación entre las naciones en que todos ganan. Si Estados Unidos y China trabajan juntos, además de las otras naciones del BRICS, "podemos salvar a la civilización del abismo", declaró. Zepp-LaRouche convocó al movimiento de LaRouche internacionalmente a mantener un "enfoque como de láser" para organizar la próxima conferencia del Instituto Schiller en Manhattan el 28 de marzo, como la acción fundamental para este momento, a fin de hacer realidad este objetivo estratégico.

Por su parte, el gobierno chino se ha movido rápidamente para maximizar el avance en este nuevo ambiente. El viceministro de Relaciones Exteriores Zhang Yesui, habló en el Foro sobre el Desarrollo de China en Pekín, en donde reiteró y amplió el ofrecimiento que había hecho el Presidente Xi Jinping en noviembre del año pasado, a Estados Unidos para que se una al proyecto de la Nueva Ruta de la Seda y a los proyectos relacionados del BAII.

Como lo cita en paráfrasis el diario chino en inglés Global Times, Zhang dijo: "China y Estados Unidos comparten muchos intereses y espacios comunes para la cooperación en la región Asia Pacífico, la cual se debe convertir en una región de prioridad para construir un nuevo modelo de relaciones de las principales potencias entre los países". Zhang subrayó que el concepto de China no es el de utilizar estas iniciativas como "herramienta geoestratégica", sino "seguir los principios de la consulta conjunta, construcción y compartición".

Lyndon LaRouche caracterizó está última iniciativa china "inteligente", ya que saben que Obama está tambaleante y este ofrecimiento lo pondrá más tambaleante. Nuestra tarea, explicó LaRouche, es hacer que saquen a Obama de la Casa Blanca de plano. Es un agente del imperio británico, un loco de remate, y nuestra única posibilidad para evitar una guerra termonuclear global es botar a Obama.

LaRouche desarrolló esto en conversaciones con sus asociados este domingo 22, sobre las consideraciones de fondo:

"La cuestión decisiva es: ¿Cuál es el principio de la existencia humana? Hemos definido el principio de la existencia humana en tanto se ubica con Kepler como punto de referencia. Hay otras cosas que sucedieron antes de eso, que llevaron a lo que hizo Kepler, y hay consecuencias de lo que Kepler había hecho, que todavía irradian hoy en día y que se desarrollan hoy en día. Pero la cuestión es siempre: ¡No seas práctico! ¡No seas práctico! Y no seas estúpido, que es prácticamente lo mismo que ser práctico.

"Lo que tienen que hacer es entender los procesos que están más allá de la simple imaginación del hombre, hasta los niveles superiores de la imaginación del futuro del hombre. La humanidad debe de colocar siempre nuestra intención dentro de los límites de un futuro, no dentro de los límites de un presente. Así que la interpretación práctica de las cosas es fraudulenta.

"Por ejemplo, lo que sucedió con las tres personas que coincidieron, implícitamente, desde Alemania [Steinmeier y Schmidt] y de Estados Unidos, O'Malley: eso hizo algo. Pero, en sí y de sí mismo, no es la solución; es solo algo que provoca, o debe provocar, nuestro sentido de cuál es la solución que tenemos adelante, no cuáles son las prácticas hoy.

"Mis maldiciones son a la gente que trata de ser práctica, que piensan que pueden avanzar desde la experiencia, y utilizar la experiencia como norma para tratar el futuro. Eso es un error. Si no pueden pensar adelante del presente, si no pueden pensar en las leyes del futuro, en vez del presente, fracasas.

"Por ejemplo, ¿Cómo nos deshacemos de Obama? Bueno, no se puede decir simplemente: 'Nos vamos a deshacer de Obama'. Tiene que haber un principio que diga cómo nos vamos a deshacer de Obama, y por qué nos vamos a deshacer de él. Estas son cosas de las que hemos hablado. Pero el problema es que hay gente que dice, 'seamos prácticos'. O dicen, en el mismo sentido: 'Bueno, la gente no va a entender eso. Se lo tenemos que explicar para que entienda'. Y ese es el gran error: cuando se ponen prácticos y piensan que pueden compartir conclusiones que en realidad son viejas costumbres, cosas que pensábamos que podrían funcionar en el pasado, pero no funcionarán.

"Todas las cosas del pasado no van a funcionar en el presente, en especial bajo los términos de las condiciones actuales. Esa es la forma en que tenemos que pensar de esto. ¡No sean prácticos! Pero tampoco puedes ser poco práctico; es decir, no puedes ser un fracaso, no puedes ser un necio. Tienes que responder siempre como lo haría Kepler hacia el futuro. Porque cuando la humanidad es humana, la humanidad no es práctica. La humanidad no es una criatura práctica, cuando la humanidad funciona. Siempre estamos haciendo descubrimientos en términos de principios de práctica, que eran desconocidos en la semana anterior, en el año anterior. Y si no nos basamos en dejar de lado lo que se acostumbraba, lo que se consideraba práctico, pierdes tu tiempo.

"Porque estamos en una crisis ya, en donde solo si entiendes el futuro, y puedes forjar el futuro, serás capaz para ayudar a que la humanidad logre salir avante de la lucha en la estamos empeñados ahora".