LaRouche define el criterio para un candidato presidencial calificado

25 de marzo de 2015

25 de marzo de 2015 — Al evaluar el campo de los candidatos anunciados y no anunciados para la Presidencia de Estados Unidos, Lyndon LaRouche exige que solo sean considerados como candidatos serios los que estén dispuestos y sean capaces de enfrentar el peligro de guerra y del derrumbe financiero que han ocasionado las políticas de los gobiernos de Obama y Bush. En ese sentido, LaRouche ha señalado que el apoyo que ha dado el ex gobernador del estado de Maryland, Martin O'Malley, para que se apliquen medidas enérgicas contra Wall Street y también para que se reinstituya la Ley Glass-Steagall, es un ejemplo de quien satisface "uno de los requisitos fundamentales para la candidatura".

En contraste, LaRouche se refirió a la componenda de Hillary Clinton con Obama, como algo "emblemático de la necedad de las candidaturas que han estado circulando durante los últimos dos períodos de gobierno, en especial en el segundo, el período de Obama". En este sentido, "Hillary no es una candidata viable. Ha cometido demasiados errores, está comprometida, nadie sabe cuál es su posición y todo lo demás. Así que, por ende, desafortunadamente, ella es una persona con talento, una persona calificada, pero cuando se trata de política, ella es en realidad una terrible aficionada en términos del efecto".

El gobernador O'Malley, quien está considerando competir por la postulación demócrata a la Presidencia, ha establecido como punto central de la campaña Presidencial la adopción de medidas enérgicas contra Wall Street. En varias intervenciones ante los medios informativos ha defendido vigorosamente el restablecimiento de la Ley Glass- Steagall como algo necesario para revertir el derrumbe incesante de la economía estadounidense. Luego el 19 de marzo escribió un artículo editorial en el diario Des Moines Register, el principal diario de Iowa, y llevó a cabo ahí varias reuniones públicas en las cuales criticó al Partido Demócrata por convertirse en el partido de Wall Street.

Desde principios de este mes, LaRouche dio a conocer su respaldo a las declaraciones de O'Malley: "No hablamos de 2016, necesitamos ya la Glass-Steagall, antes de que se venga abajo en pedazos todo el sistema financiero transatlántico y nos enfrentemos con la amenaza inmediata de una guerra global o nos hundamos en el caos absoluto y el infierno".

El 23 de marzo, LaRouche hizo un llamado a que más candidatos tomen la iniciativa: "Recibiríamos de buen agrado más de esto, y estoy seguro que el mismo O'Malley le daría su beneplácito".

Asimismo, LaRouche dijo que la más alta prioridad es botar a Obama del cargo, "que necesita estándares especiales, internacionales, que saquen a Obama. Y lo primero que tiene que hacer alguna gente, es hacer que boten a Obama. Y si no botamos a Obama, no va a haber un Estados Unidos, así que por lo tanto se le tiene que botar. Y toda persona que esté en la lista de posibles candidatos presidenciales tiene que decir, 'Miren, tenemos que botar a Obama'. Y si todos ellos dicen eso, podríamos lograr algo de importancia realmente. Porque entonces ellos serían honestos en cuanto a ellos mismos, no en cuanto a sus ambiciones personales.

"Lo que ha sucedido ahora es que O'Malley ha tomado la iniciativa, en la operación, y es él quien está cumpliendo con la tarea. Los demás se han quedado ahí diciendo '¡Yo también soy candidato presidencial!', pero, ¿dónde está la acción? ¿Dónde está la función, dónde está el desempeño? Ahí es donde estamos ahora".

En otra discusión, LaRouche se refirió a la actitud reacia de Hillary Clinton a oponerse a Obama como una importante descalificación para su candidatura. Esto viene desde el momento en que decidió no persistir en su campaña para la postulación demócrata en 2008 a pesar de que había ganado la mayoría de las primarias, y luego su decisión de incorporarse y apoyar a Obama como Secretaria de Estado. También criticó a Hillary Clinton por encubrir a Obama en el caso del ataque terrorista en Bengasi.

No hay mucho que hablar tampoco del lado republicano, según LaRouche: "Me refiero al gobierno de Obama y de Bush. Quiero decir la candidatura de [Jeb] Bush es parte de lo mismo. Así que la candidatura de [Jeb] Bush se tiene que desechar!" En cuanto al senador Ted Cruz que anunció su candidatura el pasado 23 de marzo, LaRouche dijo que "le patina el coco".

Durante su intervención en la reunión semanal del Comité Político de LaRouche PAC, el pasado lunes 23, LaRouche explicó el tipo de pensamiento que tiene que ser el eje para evaluar a los candidatos presidenciales. "La estupidez de la población estadounidense en particular, pero también la de los europeos en general, es que creen en lo que llaman el 'sistema económico'. Creen que el dinero, o el sistema del dinero, es un determinante de lo que será la productividad, y qué podrá ser, y ahí es donde surgen los problemas. Cuando en realidad, el problema es que la humanidad cree que el éxito económico humano es la base del éxito humano; eso es implícitamente el argumento. Mientras que, sabemos que el progreso de la humanidad, la distinción de la humanidad con un animal –y de eso es de lo que hablamos—la mayoría de los seres humanos que conozco, hoy día, creen en el comportamiento animal, no en el comportamiento humano. Por eso es que nos gustan los perros, por ejemplo.

"La cuestión es que la humanidad es la única criatura, que sí crea, a voluntad, crea una influencia sobre el proceso de la naturaleza, que abruma a la naturaleza, a la misma mentada 'naturaleza'. Esa es la realidad. Y la gente que es práctica, la llamada gente práctica, son intrínsecamente estúpidos en esta cuestión, ¡porque no reconocen que la humanidad no es animal! Todos ellos presuponen que el comportamiento animal, según lo define el dinero o algo como eso, es el factor determinante.

"Y el hecho es que, como lo define Kepler implícitamente en su escrito, es que hay un principio de organización en el sistema solar, el cual exige y hace posible, el avance de la humanidad a niveles superiores de existencia dentro del sistema solar como tal.

"Ninguna otra especie viviente que conozcamos, tiene ese potencial.

"Y por lo tanto, necesitamos gente que pueda ver hacia el futuro, no buscar gente que sea práctica. La gente práctica es gente estúpida, porque se limitan a una conjetura sobre el comportamiento humano que es una característica animal. Y ese es el problema. Y tenemos, en la historia de la humanidad, tenemos grandes historias donde la humanidad se ha esforzado ¡para lograr cualidades humanas! Y lo que ha sucedido es que las cualidades humanas se han suprimido, y ese es el problema. Y por lo tanto, tenemos que hacer que la cualidad humana vuelva a funcionar, y entonces vamos a poder resolver el problema".