Reciben con beneplácito al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia en Centroamérica, región que Obama ha destruido y ...

30 de marzo de 2015

Reciben con beneplácito al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia en Centroamérica, región que Obama ha destruido y abandonado

30 de marzo de 2015 – El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguey Lavrov, concluyó una gira por Cuba, Colombia, Nicaragua, y Guatemala, entre el 24 y el 26 de marzo, al final de la cual sostuvo una reunión con los ministros de Relaciones Exteriores del Sistema de Integración Centro Americano (SICA) la cual se llevó a cabo en Guatemala, con quienes sostuvo pláticas muy productivas. (La Casa Blanca no quedó muy contenta, según se informa).

Entre otras cosas, Lavrov solicitó al SICA la participación de Rusia con el status de observador, y aceptó la invitación del grupo para participar en el Banco Centroamericano de Integración Económica, según informó RT el 27 de marzo. El SICA está integrado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Belice.

La bienvenida que recibió Lavrov no debería ser una sorpresa. Barack Obama, con su política contra el desarrollo y a favor de la legalización de las drogas, ha abandonado a Centroamérica a su suerte y en gran medida ha contribuido a su ruina, dejándola en un estado de pobreza y desesperación, e indefensa frente a los carteles asesinos del narcotráfico. El canciller ruso tenía algo real que ofrecer: relaciones bilaterales más Fuertes, basadas en la expansión del comercio, mayor cooperación en materia de seguridad y de lucha contra el narcotráfico, inversiones económicas, e intercambio cultural y educativo, entre otras cosas. Asimismo, Lavrov agradeció a las naciones del SICA por no imponer sanciones a Rusia.

En la rueda de prensa que tuvo en Guatemala el 26 de marzo, el canciller ruso destacó en especial la importancia de la cooperación antinarcóticos y de seguridad. Puso de relieve el respaldo que viene dando Rusia a los cursos de entrenamiento especializado que se ofrecen en Nicaragua a la policía regional y al personal antinarcóticos, y señaló que estos cursos se van actualizar en breve para crear un centro de entrenamiento regional con respaldo de Rusia en Managua, en donde "pueden estudiar los representantes de todos los países de la región".

De manera muy específica, Lavrov abordó la situación de Venezuela, y advirtió durante su visita a Nicaragua el miércoles 25 que Moscú "no permitirá ningún golpe de Estado" en Venezuela, como lo informó El Nuevo Diario el 27 de marzo. Rusia "demuestra su solidaridad con el pueblo de Venezuela y su gobierno electo legítimamente", declaró, "y nosotros no estamos con los golpes como una forma de cambio de régimen... Estamos convencidos de que los venezolanos pueden resolver sus problemas por sí mismos, sin interferencia extranjera, ni sanciones ni amenazas".

Mientras Lavrov hablaba en Guatemala, la Casa Blanca se sintió obligada a emitir un boletín de prensa el mismo día para proclamar con bombo y platillo la próxima actividad diplomática de Obama, previo a la Cumbre de las Américas que se realizará del 9 al 11 de abril en Panamá. Obama visitará Jamaica el 8 de abril donde se reunirá con los líderes de la Comunidad Caribeña (Caricom), a quienes no tiene nada que ofrecer, y luego se reunirá con los jefes de Estado del SICA en Panamá. Pero no tiene ninguna reunión planeada con los jefes de Estado sudamericanos ni los representantes de las entidades regionales en Panamá, lo cual le confirma a muchos de los dirigentes de esas naciones de que la mejor posibilidad de cooperación real reside en los BRICS.