Bolivia promueve la construcción del Ferrocarril Transcontinental Sudamericano

31 de marzo de 2015

31 de marzo de 2015 – El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda de Bolivia, Milton Claros, le informó al diario La Razón el 20 de marzo que el gobierno boliviano podría abrir en junio de este año una licitación para construir la sección boliviana de un ferrocarril transcontinental que conectará las costas del Atlántico con las del Pacífico de Sudamérica. Esta ruta bioceánica, una de las varias que están a discusión, partiría del puerto brasileño de Santos, a través de Bolivia y terminaría en un puerto peruano.

Un consorcio suizo-alemán hizo una propuesta detallada para el proyecto desde el 29 de enero de este año, pero también están interesadas en participar compañías francesas, austriacas y chinas, según informó Claros. Dijo que el gobierno boliviano buscará la mejor oferta, que incluya el financiamiento y el "valor agregado" en términos de tecnología. La oferta suizo-alemana, por ejemplo, propone construir el ferrocarril, entrenar a la fuerza laboral necesaria, ensamblar y montar los carros de ferrocarril dentro de Bolivia y construir dos talleres de maquinaria para dar mantenimiento al ferrocarril, y establecer fábricas para reemplazar las partes dentro de Bolivia, lo cual constituye una tremenda oportunidad para un país deseoso de industrializarse.

Perú ha manifestado una "buena predisposición", dijo Claros, hacia una ruta Brasil-Bolivia-Perú, y la demorada reunión conjunta de los gabinetes de Bolivia y Perú para analizar el proyecto ferroviario y otros temas, se llevará a cabo finalmente en abril. Luego de la reunión cumbre del BRICS en Fortaleza, Brasil, en julio del año pasado, China, Brasil y Perú anunciaron su intención de construir un corredor ferroviario bioceánico en una ruta que pasaría por el norte de Bolivia. De inmediato, el gobierno de Bolivia comenzó a presionar para que se cambiase la ruta de lo que sería la primera línea ferroviaria interoceánica en la historia de Sudamérica, para que tomase una ruta más hacia el norte, de tal modo que pase por Bolivia, lo cual es sumamente vital para el desarrollo de este país que se encuentra en el centro de Sudamérica.

El gobierno boliviano ha razonado que la ruta Brasil-Bolivia-Perú es más corta. En la entrevista con La Razón, el ministro Claros destacó que esta ruta tendría un mayor impacto en el desarrollo de toda la región central de Sudamérica. Esta ruta se conectaría con la hidrovía Paraguay-Paraná, y de este modo también Uruguay, Paraguay y Argentina participarían en los beneficios del proyecto.