Las guerras de Bush y Obama han asesinado hasta 2 millones de personas en Iraq, Afganistán y Pakistán

31 de marzo de 2015

31 de marzo de 2015 — Médicos con Responsabilidad Social (PRS, por siglas en inglés) y la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW Alemania) produjeron conjuntamente este mes un informe llamado Body Count: Casualty Figures after 10 Years of the "War on Terror"—Iraq, Afghanistan, Pakistan (Recuento de cadáveres: cifra de víctimas después de 10 años de la "guerra al terrorismo": Iraq, Afganistán, Pakistán), en donde calculan que el número total de muertos de las guerras libradas por Estados Unidos en contra de Iraq, Afganistán y Pakistán ha sido entre un millón y dos millones de personas.

El doctor Hans von Sponek, antiguo funcionario de alto rango de las Naciones Unidas encargado de supervisar el programa de petróleo por alimentos de Iraq a fines de los 1990 antes de renunciar, echa por tierra en el prefacio del informe el argumento de que los iraquíes y los afganos están mejor ahora que antes de que Estados Unidos interviniera militarmente en esos países. "La publicación Body Count del IPPNW se debe ver como una contribución significativa para reducir la brecha entre los cálculos confiables sobre las víctimas de la guerra, especialmente civiles en Iraq, Afganistán y Pakistán y las reseñas tendenciosos, manipulados y hasta fraudulentos", escribe. "En el pasado esto ha diluido la perspectiva sobre la magnitud de muertos y desamparados en estos tres países. La información subjetiva y preconcebida ciertamente es un asunto serio".

El informe basa en parte los cálculos de pérdidas humanas en estudios previos y en parte en compilaciones de informes noticiosos sobre las muertes. Inusitadamente, el informe hace un intento serio por calcular las muertes debido a los efectos secundarios o terciarios de la guerra. La mayor parte de los informes se enfocan en las muertes provocadas directamente por la violencia y por lo tanto subestiman gravemente los verdaderos impactos mortales de la guerra. En la mayoría de las guerras, destaca el informe, el número de muertes a causa de estos efectos secundarios o terciarios, usualmente es mayor al número de muertos por la acción directa, aunque es difícil calcular su número. Con base en diversos estudios, desde el estudio Lancet del 2006 en donde se concluyó que murieron en Iraq 655,000 personas como resultado de la invasión y ocupación de EU, el estudio del PSR-IPPNW concluye que murieron cerca de un millón de iraquíes hasta que concluyó la ocupación en el 2011.

Hay menos datos en relación a la guerra en Afganistán y la campaña de contraterrorismo de EU, la mayor parte estudios pasivos sobre registros de muertes por violencia. Sin embargo, con base en los hallazgos combinados de los estudios iraquíes, el informe del PSR-IPPNW concluye que el total de víctimas en Afganistán debió andar entre las 220,000 personas y en Pakistán en alrededor de 80,000. Así que, se calcula que el total de víctimas fatales es alrededor de 1,300,000 pero podrían exceder los 2 millones.

El informe no cubre las guerras y las campañas de contraterrorismo estadounidenses en otros países, en particular en Libia, Yemen y Somalia o en Iraq después del retiro militar de EU, en donde sigue muriendo gente como resultado de la política de Bush y Obama en ese país.

El informe de 101 páginas del PSR se puede descargar de: http:/www.psr.org/assets/pdfs/body-count.pdf