China presenta el plan de acción para "Un cinturón, una ruta"

31 de marzo de 2015

31 de marzo de 2015 – El Foro de Boao para Asia de este año se convirtió en el centro de la movilización de China en torno al proyecto de "Un cinturón, una ruta" para Asia y el mundo. En su discurso del sábado 28 de marzo, el Presidente de China, Xi Jinping, hizo un recorrido histórico del desarrollo de la región Asia-Pacífico durante los últimos 70 años que van desde el fin de la guerra contra el fascismo y la fundación de las Naciones Unidas, hasta la histórica conferencia de Bandung hace 60 años, donde el líder chino Zhou Enlai y el líder indio Jawaharlal Nehru plantearon los Cinco Principios de la Coexistencia Pacífica, como la no interferencia en los asuntos internos de las naciones. "Este año seremos testigos de la realización de la Comunidad de ASEAN", dijo Xi Jinping. Con el desarrollo de los dos nuevos proyectos de la Ruta de la Seda, China espera crear una Asociación Económica del Este de Asia para el 2020.

El Foro de Boao congregó a 48 naciones este año, con una mayor participación de líderes del mundo, atraídos por la visión de la Nueva Ruta de la Seda. Lo más significativo fue que China aprovechó la oportunidad para presentar un amplio y detallado programa sobre cómo conciben el desarrollo de su "Un cinturón, una ruta".

Al mismo tiempo, el número de países que solicitaron participar como miembros fundadores del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) aumentó a 45, cuando Suecia y Egipto anunciaron ese mismo día su decisión. Entre las principales economías que van quedando fuera, están solo las de Estados Unidos, Canadá y Japón. Un grupo de inversión de China estima que el capital de $100,000 millones de dólares con que inicia el BAII, "prestado de manera apropiada" mediante emisiones de bonos, podría proporcionar $1.3 billones de financiamiento.

"Este es el desarrollo que hemos estado impulsando", señaló hoy Lyndon LaRouche, "que Helga y yo hemos procurado desde hace mucho tiempo". LaRouche caracterizó el plan como algo "mucho, mucho mayor que el Plan Marshall".

El "Plan de Acción" es una grandiosa perspectiva de comercio y desarrollo que deja pálida en comparación a la estancada visión imperial del Proyecto del Nuevo Siglo Americano (PNAC, por sus siglas en inglés) con su mentada Asociación Transpacífica (TPP). Y los principios de "Un cinturón, una ruta" que planteó Xi Jinping en su discurso —cuyo principio fundamental es el respeto mutuo mostrado a los intereses propios de cada país y a sus propias vías de desarrollo— contrastan claramente con el mundo imperial unipolar que tiene como fundamento la idea del TPP.

El documento que se emitió el sábado 28 se titula "Visiones y acciones sobre la construcción conjunta del cinturón y la ruta", y detalla los diversos aspectos de los procesos concebidos, que incluyen a la economía, las finazas, la cultura y la seguridad. El "marco" del proyecto consiste en la vinculación de Asia, Europa y África mediante el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda a través de China, Asia Central, Rusia y Europa, un vínculo a través de Asia Central y Asia Occidental hacia el Golfo Pérsico y el Mediterráneo, y un corredor por mar y tierra que vincula China con el Sudeste de Asia, Sur de Asia y el Océano Índico, y a través del Mar del Sur de China hacia el Sur del Pacífico. Se desarrollarán más corredores a través de China-Mongolia-Rusia, China-Asia Central-Asia Occidental y China con la península de Indochina. También habrá un Corredor Económico entre China y Pakistán y un Corredor Económico entre Bangladesh-China-India-Myanmar.

Las prioridades económicas son las de coordinar, fortalecer y acelerar el comercio y el transporte, eliminar los obstáculos en las fronteras con relación a las aduanas y el transporte multimodal, fomentar la conectividad de la infraestructura de energía, fortalecer la cooperación en petróleo y gas, en energía hidroeléctrica y en energía nuclear, y la colaboración entre las naciones para desarrollar nuevas industrias, establecer centros de ciencia y zonas económicas y de inversión a través de las fronteras.

Asimismo, el "Cinturón y Ruta" contarán con el respaldo de una serie de nuevas instituciones financieras, de acuerdo al plan de acción: El BAII, el Banco del BRICS, y el Fondo de la Ruta de la Seda. Se establecerá una rama financiera en la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) y se fortalecerá la cooperación en la Asociación Interbancaria de China y la ASEAN (Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático) así como en la Asociación Interbancaria de la OCS. Además, China permitirá que las compañías e instituciones financieras fidedignas con una buena calificación crediticia puedan emitir bonos en renminbis para sus necesidades financieras. Se creará también un sistema regional de alerta preventiva contra riesgos financieros, así como un mecanismo de cambio y cooperación para abordar los riesgos y crisis transfronterizos.

Los intercambios culturales son igualmente importantes y se fomentará el intercambio de estudiantes entre los países del "Cinturón y Ruta" y se fomentará el turismo entre los mismos junto con los intercambios deportivos; así como también la cooperación en el área de medicina y en el control de epidemias y otras emergencias médicas en la región. Se establecerán laboratorios y centros de investigación conjuntos para fomentar la innovación y la ciencia.

El informe señala los efectos que tendrá esto en la continuación de la política de "reforma y apertura" en China, como el desarrollo de la región noroeste con Zian en el centro y la región noreste con Harbin como centro y corredores que se extenderán al norte hacia Rusia y Mongolia.

Además, se llevará a cabo el desarrollo de un corredor occidental desde la región del delta del Río Yangtze y a todo lo largo del Río Yangtze hacia Chongqing y hacia Chengdu, que se ha convertido en un centro de transporte a lo largo del Cinturón Económico de Asia Central. Este Corredor del Río Yangtze incluiría ciudades como Changsha, Manchang y Hefei, el lugar de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China y del programa chino de fusión nuclear. El plan de acción señala también la prioridad de acelerar la cooperación entre los tramos superior y medio del Yangtze y sus contrapartes a lo largo del Río Volga en Rusia.