El Secretario del Tesoro de EU emitió advertencia de pánico contra las políticas suicidas en torno a Grecia

28 de may de 2015

28 de mayo de 2015 — A su paso por la Escuela de Economía de Londres (LSE como se le conoce por sus siglas en inglés), rumbo a la reunión del G7 en Alemania, el secretario del Tesoro de EU Jack Lew hizo un llamado para llegar a un rápido acuerdo con Grecia. A una pregunta sobre si él estaba optimista para llegar a un acuerdo con Grecia, dijo que trataba de serlo, pero que la situación se tiene que resolver rápidamente. Para ponerlo en términos suaves, Lew estaba totalmente trastornado ante la posibilidad de que un colapso en las pláticas y un incumplimiento de Grecia en sus pagos al FMI para el 5 de junio, pudiera desatar un estallido sistémico peor al del 2008.

Aunque Lew trató de parecer calmado, usando el lenguaje de los banqueros, el mensaje de pánico quedó perfectamente claro: "Una política de enfrentamiento suicida es algo peligroso cuando solo se necesita un accidente. Todos tienen que duplicar sus esfuerzos y tratar el siguiente plazo como el último plazo y tratar de resolverlo. El riesgo de tener que ir de un plazo a otro plazo solo aumenta los riesgos de un accidente", dijo, indicando que él estaba seguro de que Grecia iba a ser el tópico clave de la reunión del G7.

Según el diario londinense Guardian, Lew dijo que la situación griega es más estable que en 2012, porque la mayoría de su deuda es deuda pública, pero a renglón seguido agregó: "Nadie debe tener un falso sentido de confianza de que saben cuál sería el resultado de la crisis en Grecia. No sería nada bueno ver una economía en crisis; una corrida en contra de los bancos de Grecia, que le daría qué pensar a otras poblaciones en otros países sobre qué les pasaría a ellos si enfrentaran un momento difícil. Está en el interés de todos que esto se resuelva".

Dijo que "Grecia tiene que producir un paquete de reformas económicas creíbles, para hacerle frente a los desafíos fiscales y ofrecer una reforma estructural. Y si hace esto, el desafío para los europeos y el FMI es que tendrán que tener la suficiente flexibilidad como para ayudarle a resolver la situación con seguridad".

El miércoles 27, Lew también habló por teléfono con el primer ministro griego Alexis Tsipras, en donde le repitió los mismos puntos que hizo en el LSE. Según el comunicado del Departamento del Tesoro, Lew le dijo a Tsipras que él "seguía monitoreando de cerca la evolución de la situación" y sigue en contacto con todas las partes involucradas en las pláticas y "continúa urgiendo a todas las partes a encontrar bases comunes y lograr un acuerdo lo más rápidamente". Dijo que la incapacidad de lograr un acuerdo podría causarle "penurias inmediatas a Grecia y una incertidumbre general en Europa y la economía global".

Ahora corren rumores de que podría estarse cocinando un "acuerdo" a ser firmado muy pronto. Por supuesto el verdadero problema es la deuda. ¿Se va a pagar o recortar? Esto es algo que nadie está discutiendo.