En marcha la pelea en Grecia por el "OXI" ('No') al imperio

3 de julio de 2015

3 de julio de 2015 — Frente a una movilización concertada de la oligarquía europea para derrocar al gobierno de Grecia, Atenas se está movilizando por el "No". El ministro de la Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía Panagiotis Lafazanis dijo que el referéndum del 5 de julio era un "experimento" para ponerle presión a los acreedores de Grecia. "Es lo más que pudimos hacer... Nos encontrábamos ante un cruel dilema, ya sea firmar lo que nos pedían nuestros acreedores o montar un referéndum", dijo Lafazanis en entrevista radial el 2 de julio.

"Podríamos haber hecho algo más, firmar un acuerdo que sería una sentencia de muerte para Grecia. ¿De qué serviría? Llegamos a este punto porque todas las recetas que se aplicaron estaban equivocadas. Si aplicamos un acuerdo como el que proponen los acreedores, las cosas van a empeorar. Tendríamos menos capacidad de gastos y mayores impuestos" dijo Lafazanis

Al responder a un parlamentario del partido minoritario en el gobierno, Griegos Independientes, quien declaró que él iba a votar por el "Sí", el dirigente del partido, el ministro de la Defensa Panos Kammenos, anunció su expulsión del partido. "Estamos en guerra y no damos descuentos. Quien no pueda aguantar, para afuera", dijo.

El famoso director de cine Costas Gavras, en entrevista con ANA-MPA, salió públicamente en apoyo total y sin restricciones al primer ministro Tsipras. "Alexis Tsipras está correcto en sostener un referéndum, es necesario. En cualquier caso, yo creo que el trabajo que Tsipras ha hecho hasta ahora es absolutamente necesario, y espero que las cosas vayan conforme a sus expectativas".

Según Gavras, el principal problema que va a enfrentar Tsipras, será convertir a Grecia en un Estado propiamente dicho. "Nosotros los griegos somos una nación pero no existe un Estado. Si no nos convertimos en un Estado, no sé para dónde iremos. Seríamos una colonia de los bancos".

"Alexis Tsipras es un líder importante. Yo siempre pienso en éste joven [Tsipras] de 40 años, quien llegó a Bruselas, en este lugar terrible con toda esa gente que tiene una experiencia inmensa, política y económica. Yo me sorprendo de que haya sido capaz de defenderse y llegar hasta donde ha llegado. No se tiene este tipo de líderes muy frecuentemente en Grecia y creo yo que no he visto uno así en los últimos 70 años".