Se desploma precio del petróleo ocasionando pánico en algunos sectores bancarios de EU

9 de julio de 2015

9 de julio de 2015 — El precio del petróleo crudo ha caído 10% del viernes 3 de julio a la fecha y está ahora un 17% abajo de su precio más alto en mayo. Este es un revés abrupto a la tendencia que traía desde marzo. En ese entonces, el precio del petróleo había caído a un precio promedio de $42.03 por barril. Para fines de mayo rebotó hasta $62.58 por barril, pero desde entonces ha venido teniendo un declive lento, hasta que empezó a desfondarse a fines de la semana pasada.

Según una fuente del sector bancario en Texas, esto está haciendo sonar la alarma en las oficinas de corretaje de materias primas, debido a que el rebote en el precio había llevado a un inmediato aumento en las transacciones de derivados con base en el petróleo. La fuente dice que el temor es que el precio pueda caer por debajo del nivel de los $40 por barril, dada la incertidumbre en los mercados en general, con la crisis en la zona del euro, el desplome en el mercado de valores de China y la "desaceleración de la recuperación en EU", lo que ha convencido a los analistas de que nos encaminamos hacia una nueva recesión global. Agréguese a esto, dijo, la ofensiva demencial de Obama de aumentar la producción de petróleo en EU mediante la fracturación hidráulica (fracking), lo que significa que va a haber superabundancia de petróleo.

Una fuente financiera con sede en Londres coincidió con LaRouche en que el problema no era ninguna de estas "crisis en sí", sino el hecho de que la deuda en general está fuera de control. Dijo que no va a haber ninguna mejoría hasta que haya una quita significativa de la deuda, empezando con el "papel enormemente sobrevaluado que se está comercializando en el sistema bancario y la banca a la sombra".

Aunque dijo que la Glass-Steagall era necesaria, dijo que teme que se va a necesitar otro crac "peor que el del 2008" para que el Congreso se convenza de que tiene que actuar en contra "del amorío de Wall Street con la comercialización de papeles cada vez más inservibles".