El informe filtrado del FMI desata tormenta sobre el acuerdo asesino contra Grecia

16 de julio de 2015

16 de julio de 2015 -– La agencia de noticias Reuters filtró ayer una copia de un informe hecho por el equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), en donde se admite abiertamente que el acuerdo de austeridad del fin de semana entre la Unión Europea y Grecia no puede funcionar y que Grecia necesita una enorme reducción de su deuda. La filtración del informe, el segundo documento de este tipo producidos por el equipo del FMI en las dos últimas semanas, causó un torrente de cobertura en los medios de Europa y Estados Unidos e hizo totalmente patente la naturaleza genocida del acuerdo.

El informe del FMI empieza con una evaluación contundente: "La deuda de Grecia solo puede ser sustentable ahora mediante medidas de alivio que van mucho más allá de lo que Europa ha estado dispuesta a considerar hasta ahora". El documento del equipo concluye que, bajo los términos del acuerdo del fin de semana, la deuda de Grecia se va a disparar a más del 200% de su PNB actual en menos de dos años.

El último párrafo del documento del FMI plantea tres opciones: "El deterioro dramático de la sustentabilidad de la deuda señala la necesidad de un alivio a la deuda a una escala que tendría que ser mucho más allá de lo que ha estado bajo consideración hasta la fecha, y lo que ha propuesto el ESM [Mecanismo de Estabilidad Europeo]. Hay varias opciones. Si Europa prefiere ofrecer de nuevo alivio a la deuda mediante la extensión del período de maduración, tendría que ser una extensión dramática con períodos de gracia de, digamos, unos 30 años de toda la deuda europea, incluyendo cualquier ayuda nueva. Esto refleja la premisa básica de que no se puede asumir que la deuda va a regresar de nuevo al balance financiero del sector privado con tasas de interés cercanas a las actuales tasas AAA, si no bajan a un nivel mucho menor primero los niveles de la deuda; obtener préstamos a corto plazo a cualquier tasa que no sean las tasas AAA va a crear una dinámica de deuda insostenible en las próximas décadas. Otras opciones incluyen transferencias anuales explícitas al presupuesto griego o profundos recortes por anticipado. La selección entre las varias opciones es algo que deben decidir Grecia y sus socios europeos".

Según el acta constitutiva del FMI, el Fondo no puede hacer préstamos que se juzguen como "insostenibles". De hecho, el informe, así como el hacerlo público, equivale al anuncio del FMI de que se salen del rescate a Grecia. Alemania había insistido en que el FMI tenía que formar parte de cualquier nuevo arreglo de deuda.

La cobertura en los medios, del informe del MFI y sus implicaciones, fue estruendosa. El encabezado en el New York Times de la reseña hecha por Josh Barro es: "El FMI le dice a Europa que el euro no funciona". El artículo deja en claro que la crisis griega ha llevado al sistema del euro a su momento de "el emperador está desnudo", lo cual "finalmente puede forzar a los miembros de la zona del euro a moverse más hacia la unión fiscal ó a separarse". Dado que la unión fiscal no está bajo consideración, el Times admite abiertamente que todo el sistema de Maastricht se está viniendo abajo.

El encabezado de Business Insider señala: "El FMI ha desencadenado un 'terremoto político' en las negociaciones de rescate de Grecia". Zero Hedge anuncia que "El FMI pudiera salirse del rescate a Grecia" y Ambrose Evans-Pritchard, escribe en el Daily Telegraph que "El FMI pasma a Europa con su llamado de un alivio masivo a la deuda griega", e inicia diciendo: "El Fondo Monetario Internacional desató un terremoto político en Europa, al advertir que Grecia pudiera necesitar una moratoria total en los pagos de su deuda por 30 años y quizás subsidios a largo plazo para labrar su salida de la depresión".

Un prominente funcionario de inteligencia estadounidense le dijo a la EIR que él ve el peligro de un golpe militar abierto en Grecia para derrocar al gobierno de Tsipras, en lo que él calificó de "un viraje fascista en Europa". Puede ser que detrás del hecho de que, el miércoles en la noche, el parlamento griego ratificó el acuerdo sobre la deuda, estaba la amenaza de un golpe de éste tipo y amenazas similares. El Bundestag alemán fue citado para el viernes 17 de julio para que vote de manera similar. Schäuble y una facción incluso más línea dura dentro del CDU/CSU se oponen al acuerdo, porque prefieren sacar a Grecia del euro totalmente.