¿Quíen va a llevar a cabo el nuevo programa griego?

18 de julio de 2015

17 de julio de 2015 — La gran pregunta ahora sobre el tablero es, ¿quién va a llevar a cabo el acuerdo de rescate que se acaba de arreglar... o no arreglar? El punto no es quién de entre los griegos se va a encargar de llevarlo a cabo sino ¿quién de entre los acreedores? En el lado griego, el primer ministro Alexis Tsipras perdió la mayoría que tenía su coalición en el parlamento en torno a este tema, lo que podría significar cambios en el gabinete o elecciones anticipadas para septiembre u octubre.

El parlamento griego aprobó un proyecto de ley titulado "Regulaciones de emergencia para la negociación y conclusión de un acuerdo con el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE)". Una mayoría de 229 de un total de 299 diputados votaron a favor. Sesenta y cuatro votaron en contra, 32 de ellos de Syriza y el resto del fascista Amanecer Dorado y el Partido Comunista de Grecia (KKE). Otros seis parlamentarios de Syriza se abstuvieron.

Votaron en contra el ex ministro de Finanzas Yanis Varoufakis, el ministro de Energía Panagiotis Lafazanis, el viceministro del Trabajo Dimitris Stratoulis y la presidente del Parlamento Zoe Konstantopoulou.

Respondiendo a rumores de que él estaba entre varios ministros que iban a salir del gobierno, Lafazanis dijo que él seguía siendo fiel al gobierno pero que estaba listo a ofrecer su renuncia si se la pedían. "Nosotros apoyamos a Syriza en el gobierno y apoyamos al Primer Ministro. No apoyamos el rescate" dijo después de la votación.

En su intervención en el parlamento, Konstantopoulou dijo que el parlamento no debe aprobar el proyecto de ley o ceder al chantaje. Se refirió al informe del FMI sobre la sustentabilidad de la deuda pública y destacó que el parlamento griego debe aprovechar esto. "No debemos permitir que se complete el chantaje. Debemos informarle al pueblo griego hasta dónde llega este chantaje; debemos pedirle a nuestros socios que cumplan con sus compromisos, que respeten la democracia. Ningún parlamento debería legislar teniendo plazos tan ajustados" dijo.

En entrevista de radio el primer ministro Alexis Tsipras trató de justificar el acuerdo y asumió personalmente toda la responsabilidad, llegando hasta decir: "Yo personalmente me siento orgulloso porque peleamos desinteresadamente una batalla difícil en contra de los intereses establecidos y en contra de poderosos adversarios", y agregó que "a pesar de todo esto, estamos dejando atrás una herencia de respeto propio y democracia en Europa. Esta siembra rendirá frutos en Europa en algún momento". Dijo que fue sometido a un verdadero chantaje dirigido al desplome del gobierno y dijo que la única alternativa que tenía era entre una quiebra desorganizada o aceptar el "plan Schauble" para el Grexit.

Dijo que el ministro de Finanzas de Alemania Wolfgang Schauble le había sugerido primero la Grexit "en marzo o abril", pero explicó que Grecia no tenía las necesarias reservas de divisas extranjeras como para apoyar un retorno al dracma, y por lo mismo, podrían enfrentar una bancarrota desordenada. En sus reuniones en China y Rusia no recibió apoyo para proseguir dicha opción.

Ya en adelanto a los cambios en el gabinete, ha habido renuncias. La viceministra de Finanzas Nadia Valavani, quien estaba a cargo de los impuestos y privatizaciones, renunció el 15 de julio por su oposición al acuerdo. El secretario general del Seguro Social también renunció diciendo en la televisora ANT 1 que "yo no me voy a quedar aquí para llevar a cabo cosas en las que no creo… No me voy a quedar en el puesto solo para cobrar 4,750 euros al mes".