Los buitres sanguinarios exigen que se bloqueen todos los pagos de la deuda argentina hasta que les paguen a ellos

21 de julio de 2015

21 de julio de 2015 — El fondo buitre Aurelius Capital Management, cuyo fundador Mark Brodsky era empleado del depredador financiero Paul Singer, está llevando su demanda en contra de Argentina a un nuevo nivel, exigiendo que el juez federal de Nueva York Thomas Griesa le prohíba a Argentina pagar todas sus deudas externas, "presente o futuras", hasta que primero obedezca el fallo pari pasu original de Griesa de que se les pague primero a los buitres que especularon con la deuda argentina.

El elemento adicional en el documento de 96 páginas que Aurelius le entregó a Griesa el 17 de julio, es que demanda específicamente que él le prohíba a Argentina pagar también sus bonos Bonar-24, emitidos en abril por $1,400 millones, que Argentina afirma están exentos de cualquier fallo de Griesa porque se emitieron bajo leyes nacionales argentinas. Aurelius alega que los bonos Bonar-24 son "deuda externa" porque el Deutsche Bank los comercializó internacionalmente.

Bloomberg informa que Deutsche Bank se ha quejado con Griesa por el hostigamiento de los buitres, que hacen "demandas abusivas" para obtener evidencias, filtrando información confidencial y hacen declaraciones erradas en los tribunales para desincentivar la participación de las firmas en las ofertas de la deuda legal de Argentina.