Varoufakis arremete contra el complot del BCE para eliminar a Grecia

21 de julio de 2015

21 de julio de 2015 — El ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, denunció el intento del Banco Central Europeo (BCE) de chantajear a Grecia para que aceptara el nuevo rescate. "Las decisiones del BCE nos arrinconaron desde el primer día" dijo Varoufakis en entrevista con el periódico italiano Il Fatto Quotidiano. "A pesar de los enormes esfuerzos que hicimos, hubo cinco meses de negociaciones nulas. No tenían ningún interés en llegar a ningún acuerdo; solo querían que nos derrumbáramos o humillarnos hasta forzarnos a rendirnos. Es un acto dictatorial dentro de la Unión Europea... La UE actuó en contra de su historia y destruyó su alma".

Señaló que "las instituciones europeas nos maltrataron y sofocaron hasta que nos rendimos. El gobierno de Atenas no ha hecho nada para contribuir a la recesión económica, que se debe a la falta de liquidez. Esta fue impuesta políticamente, para sabotear al único gobierno europeo que se alzo en contra de la irracionalidad macroeconómica y la inhumanidad social".

En respuesta a una pregunta sobre si expertos del gobierno iban a ayudar a implementar el programa, dijo que "esto es irrelevante. No hay medidas técnicas que puedan convertir un programa impracticable es algo factible. Se puede hacer que ingenieros y físicos trabajen en contra de la gravedad, pero al final la gravedad se va a imponer. Este programa va a fracasar sin importar quien trabaje para que se lleve a cabo. De hecho ya esta fracasando. El extender la crisis hacia el futuro y pretender que se ha resuelto es irracional. Ni siquiera el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schäuble cree en este programa... el acuerdo fue impuesto como venganza. Europa no ha reconocido sus errores y continua empujando un programa que sabe es un fracaso".

Dijo que el primer ministro Alexis Tsipras firmó con una pistola en la cabeza y subrayó: "Yo sé que Tsipras no cree en este programa impuesto sobre el gobierno. Un programa que él mismo Primer Ministro ha descrito desde un principio como catastrófico".

Mientras tanto, el ministro saliente de Reconstrucción Productiva y Energía, Panagiotis Lafazanis, quien dejó el gobierno porque votó en el parlamento en contra de las nuevas negociaciones de rescate, dijo que sin embargo él continuaba apoyando a Syriza. En la ceremonia de entrega de su portafolio, dijo que va a continuar peleando para que el nuevo rescate sea "un paréntesis menor para el gobierno de Syriza". Lafazanis equiparó su puesto ministerial a una "silla eléctrica" y argumentó que su sucesor, quien va a tener que enfrentarse a "grandes intereses" se va a tener que elevar por encima de ellos y poner su foco en los intereses del pueblo griego. Lafazanis también reveló que tanto los europeos como Estados Unidos han ejercido una enorme presión sobre Grecia, exigiéndole que no siga adelante con el gasoducto Turkish Stream propuesto por Rusia para llevar gas hacia Europa. También reiteró que él creía que la energía debe seguir siendo del sector público para proteger el interés general.