¿Es ilegítima la casa de Windsor?

24 de julio de 2015

24 de julio de 2015 — En un artículo escrito por Ekaterina Blinova titulado "¿Tiene derecho al trono británico la Casa de Windsor?", que fue publicado en Sputnik.com el 28 de febrero de 2015, se presenta evidencia científica que indica que la familia real británica, amantes de los nazis, no solamente son moralmente ilegítimos sino que también pudieran estar en el poder de modo ilegítimo, producto quizá de por lo menos dos nacimientos ilegítimos, o lo que se llama "hechos de falsa paternidad".

En el 2002 se descubrió en Leicster el esqueleto de Ricardo III. Los investigadores de la Universidad de Leicester confirmaron la identidad de Ricardo III por el ADN mitocondrial a través de su línea materna. Sin embargo, cuando compararon los cromosomas 'Y' de Ricardo III y de otros cinco familiares masculinos de Henry Somerset (1744-1803), quienes alegan ser descendientes de Eduardo III, el tatarabuelo de Ricardo III, los resultados no encajaron.

Además de esta evidencia, los científicos han señalado también la posibilidad de que la reina Victoria haya sido hija ilegítima de su madre la princesa alemana de nacimiento, Victoria de Saxe-Coburg-Saalfeld.

En 1995, el libro "El gen de la reina Victoria" de D. M. Potts, examina el gen defectuoso de la hemofilia en la línea de sangre real. El hijo de la reina Victoria, Leopoldo así como también algunos de sus nietos, sufrieron de hemofilia. Según la Sociedad Real de Medicina, ningún miembro de la línea real antes de él había sufrido de esta condición en más de 17 generaciones en el lado materno de la reina Victoria.

Por el otro lado, los expertos destacan que George III, abuelo de Victoria, sufría de porfiria, que produce desórdenes mentales. Ninguno de los descendientes de la reina Victoria ha sufrido jamás de la enfermedad de porfiria.

Por lo tanto, a partir de la descendencia de la reina Victoria se inicio una enfermedad genética hereditaria y otra enfermedad genética hereditaria desapareció para siempre. Ambas circunstancias llevaron a la conclusión de que ella era ilegítima. Por lo tanto, ni la reina Victoria ni sus descendientes pueden ser reconocidos como monarcas legítimos de la corona británica.

La reina Elizabeth II es la tataranieta por línea paterna de Eduardo VII, quien heredó la corona de su madre, la reina Victoria. Por lo tanto la reina Elizabeth II es la tátara-tataranieta de la reina Victoria. El príncipe Felipe, consorte y primo en tercer grado de la reina Isabel, es tátara-tataranieto de la reina Victoria.

La autora, Ekaterina Blinova, informa que, con base en la evidencia, los expertos sugieren que, con base a la llamada línea de sangre real, la Casa de Windsor no tiene derechos sobre el trono británico.