EU no va a mencionar a China por el hackeo a la OPM; pero 'sabemos que lo hicieron'

25 de julio de 2015

25 de julio de 2015.- El Washington Post publicó hoy una noticia en primera plana de Ellen Nakashima al estilo fascista clásico, donde anuncia, citando fuentes anónimas del gobierno, que el gobierno de Obama no va a acusar oficialmente a China de hackear la Oficina de Administración de Personal (OPM), pero, también según fuentes anónimas, sostienen que ellos saben que China lo había hecho.

La excusa para la mentira, al igual que historias similares como el derribo del MH-17, es que para "convertir esto en un caso público en contra de China se necesitaría exponer detalles de las capacidades de espionaje y ciberespaciales de los propios Estados Unidos. El funcionario fue uno de varios que hablaron a condición de conservar su anonimato para describir deliberaciones internas".

De manera interesante, Glenn Greenwald, quien hizo públicos los documentos de Snowden, escribe hoy una columna atacando al New York Times por la misma basura de mentiras, que él califica de "espíritu de Judy Miller", en referencia a la persona que citó fuentes anónimas para vender la guerra en contra de Iraq de Bush y Cheney. Greenwald muestra que a pesar del "mea culpa" del Times todavía siguen cometiendo los delitos de Miller.

El artículo de Nakashima en el Washington Post agrega la mentira adicional de que Obama no presentará cargos en contra de China, porque el blanco fue el gobierno, no empresas privadas, "porque los funcionarios estadounidenses consideran esas filtraciones dentro de los parámetros tradicionales del espionaje. El director de Inteligencia Nacional, James R. Clapper Jr., y otros han expresado una admiración a regañadientes por el hackero de OPM, diciendo que las agencias de espionaje de EU harían lo mismo en contra de otros gobiernos". Es decir, nosotros lo hacemos, así que está bien.