Jefe del Banco Central de Polonia: Polonia no se unirá a la eurozona "en llamas"; Grecia tiene que recibir un alivio en su deuda

27 de julio de 2015

27 de julio de 2015 — El ex primer ministro polaco, Marek Belka, que ahora preside el banco central polaco, fue entrevistado por el diario británico Telegraph, que le preguntó si Polonia se uniría a la eurozona. "No hay que apresurarse cuando todavía hay humo que sale de una casa que estaba en llamas", respondió. "Simplemente no es seguro hacerlo. Mientras que la eurozona tenga problemas con alguno de sus miembros, no esperen que estemos entusiasmados con unirnos".

Belka, quien fue también ministro de Finanzas y jefe del Departamento de Europa del FMI, dijo que Grecia debe recibir un alivio de su deuda o no habrá "crecimiento sostenido" y "Grecia caerá en problemas periódicamente".

Asimismo, Belka expresó la profunda preocupación en Polonia por las fuerzas derechistas que están surgiendo en Europa: "Si tenemos un cambio político más a la derecha, entonces el entusiasmo para unirse al euro va a ser mucho más débil". A principios de la semana pasada, el político polaco Miroslaw Orzechowski dijo que las fuerzas derechistas estaban "prosperando en las circunstancias contemporáneas de Europa", y que el "Sector Derecha es particularmente peligroso".

Belka señaló que podría haber una división de la Eurozona entre las líneas norte-sur debido a la crisis de la deuda. "Entre más divergentes sean los miembros del euro, es más difícil política y económicamente construir una unidad como esa. Estoy seguro de que no habrá ningún problema para establecer una unión fiscal de algún tipo entre los países del norte, pero mientras que haya una divergencia o mientras que hayan problemas en algunos países, es más difícil construir una base sólida para la verdadera unión fiscal en la eurozona".

También advirtió que Europa no podría manejar la próxima crisis. "Hemos utilizado demasiado nuestros fondos de financiamiento para combatir las crisis anteriores de tal modo que sería difícil combatir otra. No tenemos la opción de reducir las tasas de interés. Hay más pocos países que tienen un espacio fiscal para intervenir, así que estamos menos preparados".