La visita de Obama a África es una campaña geopolítica contra el BRICS

27 de julio de 2015

27 de julio de 2015 — DaMina Advisors, una firma de consultoría sobre "mercados de frontera global" con foco especial en África y con nexos a Tony Blair, Citigroup y Deutsche Bank, ha dejado en claro que la presente gira de Obama a África forma parte de la estrategia geopolítica del imperio británico en contra de la alternativa de desarrollo del BRICS en África.

En una declaración fechada el 24 de julio, en el momento en que Obama estaba llegando a Kenya, DaMina Advisors afirmó en su sitio electrónico que "el discurso de Obama ante las 54 naciones de los Estados de la Unión Africana va a resaltar de manera enérgica las opciones geopolíticas contrastantes que tiene el continente" en referencia a los supuestos polos opuestos de los países del "G7-UE-OTAN" en contra de los BRICS.

El presidente Obama viajó ayer de Kenia a Etiopía, y va a pronunciar un discurso "a todo el continente" desde el auditorio Nelson Mandela en la sede de la Unión Africana (AU por siglas en inglés) en Addis Ababa.

La evaluación de DeMinas se volvió prominente cuando fue reproducida ayer de manera destacada en el Sunday Times de Sudáfrica.

La evaluación de DaMina hizo sonar la alarma de que casi todas las naciones del oeste y centro de África han firmado el tratado del Acuerdo de Asociación de la Unión Europea (UE), en tanto que "la mayor parte de las naciones del este de África, como Etiopia, Uganda y Tanzania se están orientando hacia el Este, hacia los BRICS".

La evaluación también intenta presentar a Nigeria y Sudáfrica, las dos economías más grandes de África, como que están en campos geopolíticos opuestos, y afirma favorablemente que el nuevo Presidente de Nigeria, Mohammadu Buhari, ha visitado "capitales occidentales claves para volver a comprometer personalmente a su atribulado país a que vuelva bajo su cuidado paternalista y obtener promesas de ayuda futura para derrotar al Boko Haram" en tanto que el Presidente sudafricano Jaco Zuma "ha cabildeado exitosamente para que Sudáfrica se agregue y se mantenga en el agrupamiento geopolítico epónimo", el BRICS, y "actualmente está considerando otorgarle un contrato de energía nuclear por $100 mil millones a Rosatom, para hacer al país (y por ende toda la región del sur del África) sumamente dependiente de la energía eléctrica de Rusia. Además, Sudáfrica junto con Kenia, Zimbabue y muchas otras naciones africanas han denunciado al Tribunal Penal Internacional (TPI) y han facilitado la fuga de Ciudad del Cabo del ex Presidente de Sudán, acusado por el TPI, Omar Al Bashir".

En el lado de los BRICS, en el este de África, las naciones de Kenia, Sudán del Sur y Etiopía están trabajando, en colaboración con China, en un proyecto para construir carreteras, ferrocarriles y gasoductos de un puerto nuevo que se construye en Kenia hasta Juba, la capital de Sudán del Sur, con una desviación hacia Etiopía. El Presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, apoya el proyecto.

El gobierno de Obama está aprovechando la ocasión de la rebelión en contra del gobierno de Sudán del Sur para intervenir geopolíticamente con su política de cambio de régimen en la región del este de África que puede alterar el acuerdo.

La Asesora sobre Seguridad Nacional de Obama, Susan Rice, quien ha sido clave en la creación de las condiciones actuales de guerra civil en Sudán del Sur a nombre del imperio británico, le dijo al gobierno de Sudán del Sur y a la fuerzas rebeldes de oposición el 9 de julio que debían juntarse porque "tenían que establecer de inmediato un gobierno de transición" y "Estados Unidos junto con la comunidad internacional van a castigar" al gobierno y los rebeldes si no cooperan. Obama se va a reunir el lunes 27 de agosto en Addis Ababa con los Presidentes de Uganda y Kenia, el primer ministro etiope, la presidente de la UA, y el ministro de Relaciones Exteriores de Sudán para buscar imponer un cambio de gobierno en Sudán del Sur, que no va a estar representado en la reunión.