¿Cuál nuevo rescate para Grecia?

31 de julio de 2015

31 de julio de 2015 — El nuevo rescate para Grecia se está volviendo cada vez más y más elusivo. En la Cumbre de la Unión Europea se decidió que, después de que sometieron al primer ministro de Grecia Alexis Tsipras a una tortura atroz, el nuevo rescate propuesto para Grecia lo iba a supervisar no la Troika, sino un Cuarteto que incluye a la vieja Troika de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), más el Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM), el fondo de rescates de la UE. Pero ahora está muy en duda la participación del FMI.

Peter Spiegel del Financial Times supuestamente se consiguió el resumen de una minuta de la última junta directiva del FMI, que se acaba de celebrar el pasado miércoles 29 de julio. Según éste resumen, el equipo del FMI le dijo a la junta directiva que "los altos niveles de endeudamiento de Grecia y su historial negativo para implementar las reformas, la descalificaba para recibir un tercer rescate del FMI". Por lo tanto ahora se dice que el equipo del FMI va a participar en negociaciones de rescate en Atenas, pero el FMI no va a decidir si acepta un nuevo programa de rescate en meses, y posiblemente se extiendan las negociaciones hasta el próximo año. Esto contrasta drásticamente con las esperanzas de que el acuerdo pudiera estar listo para el 20 de agosto. Es más, si el FMI se niega a participar, le quedaría muy difícil al parlamento alemán aprobar el aporte de los 86 mil millones de euros propuestos para el rescate.

El resumen de la minuta, con el sello de "estrictamente confidencial", dice que los negociadores del FMI van a "participar en discusiones políticas" para garantizar que el nuevo rescate de la Eurozona "sea congruente con lo que el Fondo tiene en mente". Pero ellos "no pueden llegar a un acuerdo a nivel del equipo en esta etapa". El Fondo solo va a decidir si participa durante la "etapa dos", después de que Grecia "haya aceptado un conjunto de reformas integrales" y después de que los acreedores del rescate de la Eurozona hayan "acordado sobre el alivio a la deuda".

La minuta revela que varios miembros de la junta no europeos, de Asia, Brasil y Canadá, advirtieron sobre la necesidad de "proteger la reputación del Fondo". Agrega el resumen que la directora gerente del FMI, Christine Legarde, "subrayó que, en sus compromisos, el Fondo tienen que ser consciente de su reputación".

Al igual que en sus informes anteriores que evalúan la sustentabilidad de la deuda, critican a los griegos, diciendo que tienen que probar que tienen la "capacidad institucional y política" para implementar las reformas económicas y que "hay una alta probabilidad de que la deuda pública del país miembro sea insostenible en el mediano plazo". Afirman que "Grecia solo quiere decidir sobre algunas reformas importantes hasta el otoño, y los europeos solo quieren ver el problema de la deuda hasta después de la primera revisión, porque primero ellos quieren reconstruir la confianza... Las diferencias entre la forma de pensar del FMI sobre el tema de la deuda y lo que los europeos están hablando actualmente, es muy grande".

Asimismo, afirman que dado que la deuda está ahora bajo control de los gobiernos de la UE, una reestructuración "no crearía contagio".