¿Se convertirá Grecia en la primera 'región endeudada' de Europa?

28 de julio de 2015

28 de julio de 2015 — En tanto el gobierno del primer ministro de Grecia Alexis Tsipras ha hecho todo lo necesario para iniciar las negociaciones para un nuevo acuerdo de rescate, entre otras cosas logrando la aprobación del Parlamento para las acciones previas, las negociaciones como tales no han empezado y ni se ha fijado fecha alguna. Los acreedores solo han enviado equipos "técnicos" del FMI, Banco Central Europeo (BCE), de la Comisión Europea y el Mecanismo de Estabilidad Europeo, que solo están facultados para hacer los preparativos de las negociaciones en sí. Existen ahora informes de que los acreedores exigen más acciones previas que tiene que votar el Parlamento.

Está claro que ni entre los acreedores hay acuerdo sobre cómo proceder. Los de línea dura encabezados por el ministro de Finanzas de Alemania Wolfgang Schauble y el Banco Central Europeo (BCE) están presionando la salida de Grecia de la zona del euro (Grexit) pero a la vez exigen la imposición del "rescate interno" (apoderarse de los ahorros en los bancos para 'respaldar' la deuda) en el sistema bancario de Grecia.

El portal electrónico de Grecia DefenceNet informa que todo esto es parte del plan de Schauble para sacar a Grecia de la Eurozona, pero primero sacándole todos sus euros. Aunque Atenas tuvo que imponer el control de cambios y cerrar los bancos, para parar la corrida de los depósitos, era una movida que Schauble y los acreedores querían que se tomara, como una medida para apretar la soga en torno a la economía de Grecia. Ahora se dice que existe un plan para contraer el sistema bancario y consolidarlo en un solo banco (lo que sería el rescate interno) donde estarían incluidos los depósitos con cuentas que tengan menos de 100,000 euros.

Debe recordarse que fue Schauble el que estuvo super persistente sobre el rescate interno en Chipre y en ese entonces llegó hasta decir que si el Estado chipriota era insolvente, entonces no podría haber protección ni para los depositantes con menos de 100,000 euros.

Un cable de Reuters publicado en el diario Kathimerini también informa que la cuestión del rescate interno de los bancos es lo que tiene estancadas las pláticas. Ellos dicen que los alemanes y el FMI no quieren usar los fondos del rescate para recapitalizar los bancos sino que quieren que se impongan rescates internos. Esta no es más que otra estafa de parte de los acreedores, dado que quedaban 10 mil millones de euros en el fondo bancario establecido después del último rescate, pero que se retiraron y pusieron en el Mecanismo de Estabilización Europeo (MEE) poco después de que Syriza llegó al poder. Ahora están tratando de decir que ya no existe. También informan que hay algunos que podrían presionar para que tuvieran mayores pérdidas los grandes depositantes, o tenedores de bonos, con más de 100,000 euros en sus cuentas bancarias. Dicen que hay más de 20 mil millones de euros en este tipo de depósitos en los cuatros principales bancos de Grecia, lo que eclipsa los casi 3 mil millones de euros de bonos que los bancos han emitido.

Las cosas podrían ir más allá, ya que fuentes bien informadas han sostenido que los alemanes están presionando para que Grecia se convierta en una "euroregión". Esto significa usualmente un grupo de naciones o partes de naciones que son contiguas y que deciden formar una "región". Las reglas y competencias de dicha región las negocian los participantes. En el caso de Grecia, ellos serían el primer Estado en constituirse en una región. Las partes contratantes en la creación de dicha región, serían el gobierno de Grecia por un lado y los acreedores por el otro, con el objetivo de "manejar" la deuda. Por lo tanto, Grecia se convertiría en una "región endeudada" entregando sus jurisdicciones económicas y financieras nacionales a la "euroregión Grecia-Acreedores".