El "nuevo" Canal de Suez: un desafío para Sicilia y Calabria

6 de agosto de 2015

6 de agosto de 2015 — En vísperas de la inauguración del nuevo Canal de Suez, éste recibió una cobertura explosiva en los medios de prensa italianos, como si de repente los forjadores de opinión y de toma de decisiones se hubieran dado cuenta de que está ocurriendo algo que ellos no pensaron que pudiera ocurrir. La cobertura en general es positiva, aunque desafortunadamente, también incluye propaganda ambientalista absurda sobre el supuesto peligro de que el nuevo canal permita ¡la invasión de medusas gigantescas al Mediterráneo!

Un artículo en el periódico de Messina La Gazzetta del Sud, el periódico más grande de Calabria y el tercero más grande de Sicilia, destaca la brecha existente entre el desarrollo de Egipto y la situación deprimida en Italia. Bajo el encabezado "Suez, un desafío para Sicilia y Calabria", el artículo se hace eco de lo que ha venido diciendo el semanario EIR y el movimiento de LaRouche en Italia, Movisol. Es decir, que Italia tiene que mejorar su infraestructura si quiere formar parte de la política del Puente Terrestre Euroasiático.

"Esta Italia cansada y distraída" empieza diciendo el artículo "debe marcar la fecha del jueves 6 de agosto en el calendario: Egipto va a inaugurar el 'nuevo' Canal de Suez. Hay dos buenas razones para enfocarse en lo que un país orientado hacia el futuro puede lograr: una razón está vinculada a nuestro pasado y la otra a los escenarios que se van a convertir en realidad en unos pocos años".

El proyecto del primer Canal de Suez lo ideó originalmente Luigi Negrelli, un ingeniero austro-italiano, y se celebró con la premier de Aida de Giuseppe Verdi en 1871. "Un triunfo del genio italiano y de la volunta del pueblo egipcio".

Hoy, ya no están aquí Negrelli ni Verdi pero "Italia no puede dejar pasar el valor de dicha revolución".

"¿Alguien ha entendido que Sicilia y Calabria pueden obtener frutos del aumento del tráfico en la región sur del Mediterráneo? Es una lástima que nuestra isla [Sicilia no esté conectada físicamente con el resto de Italia [mediante un puente] y que [el puerto de Calabria] Gioia Taura no esté bien conectado por ferrocarril. Necesitamos cambiar esto rápidamente.

"El sur de Italia no puede ignorar esta revolución, nacida de la voluntad de todo un pueblo: piensen que cuando el gobierno anunció el proyecto, en menos de ocho días se completó la venta de 6,500 millones de bonos. Los egipcios se las arreglaron para financiar el gran desafío. Aquí en casa, por otro lado, tenemos una gran cantidad de No TAV [No Trenes de Alta Velocidad], No Puentes, No Esto y No Aquello, a pesar de la validez de estos proyectos.

"¿Existe otra Italia, mirando al futuro y deseosa de jugar un papel?"

El artículo anunció que en octubre se publicará un informe, financiado por Intesa San Paolo y una fundación local, sobre las perspectivas del nuevo Canal de Suez.