Sobre el viaje de Obama a África: El 'negro de la casa' visita los barrios de los esclavos

10 de agosto de 2015

El Movimiento LaRouche Sudáfrica, emitió la siguiente declaración sobre la visita de Obama a África, el peligro de que desate una guerra termonuclear y la necesidad urgente de sacarlo.

Sobre el viaje de Obama a África:

El 'negro de la casa' visita los barrios de los esclavos

Lo mejor que se puede decir del reciente viaje del Presidente de Estados Unidos Barack Obama a África, es que ya terminó. Hemos sobrevivido hasta ahora a la vista del matón y verdugo del imperio británico, aunque los problemas que levantó y sus declaraciones implican que nuestra sobrevivencia está seriamente amenazada.

Seamos claros sobre los propósitos de la visita del 'negro de la casa de los amos' del imperio a los barrios de los esclavos, porque no ha de encontrarse ni en sus palabras piadosas, ni en la cobertura de la mayoría de los medios dóciles y aduladores, a pesar de que su tono imperioso revela su verdadero significado. En los últimos meses, África ha revivido la esperanza con el surgimiento de una nueva fuerza global por el cambio y el progreso, encabezada por algunas de las naciones más populosas y poderosas del planeta, los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y nuestra nación Sudáfrica). Ellos ofrecen un nuevo sistema de crédito para la tan necesitada infraestructura y el desarrollo energético, especialmente de la energía nuclear segura y limpia. Están haciendo esto sin ningún tipo de ataduras ni imposiciones de deuda propias del sistema monetarista trasatlántico, decadente y moribundo, que Obama representa; como tal, el BRICS se ha convertido en la simiente de un nuevo orden económico más justo tal y como lo imaginaron nuestros grandes lideres como Cheikh Anta Dip y nuestro amado padre, Nelson Mandela.

Obama vino a África a parar el movimiento de África hacia este nuevo orden. Ese es el verdadero contenido de sus lecciones: quédense dentro de nuestro sistema imperial o ya verán. Y el 'o ya verán' es el caos de la guerra y el terrorismo, en donde las agencias de inteligencia de Gran Bretaña y Estados Unidos y sus aliados en el mal —como la espantosa monarquía saudita— son los encargados de lanzar y controlar el terrorismo. La zanahoria que ofrece Obama es un desarrollo controlado, sin soberanía ni dignidad. ¿Cómo se atreve este hombre a darnos lecciones sobre moralidad y 'derechos', este hombre cuya nación le roba su dignidad y hasta sus vidas a sus propios ciudadanos de color, en una economía que se derrumba y plagada de drogas, en donde la pobreza crece, junto con la desesperanza y la desilusión y en donde su gobierno protege a los criminales de Wall Street y sus instituciones financieras en quiebra mientras ellos saquean a la población estadounidense? ¿Qué derecho tiene este belicista y asesino, que viola esa hermosa constitución estadounidense para librar guerras por todo el mundo, incluso en nuestro propio continente, de decirnos cómo debemos conducir nuestros asuntos? Necesitamos ayuda real, no lecciones, y ciertamente no amenazas. Cualquier africano cuerdo le diría a Obama que no se meta en nuestros asuntos y se vaya al cuerno fuera de África. Nosotros no rechazamos a Estados Unidos, pero Obama no habla por el Estados Unidos de los grandes hombres como George Washington, Abraham Lincoln, Franklin Roosevelt y John Kennedy. ¡No! El habla por el imperio británico, el cual combatió Estados Unidos para liberarse de el; no es un patriota americano sino un traidor británico, que le besa el horrible trasero a esa prostituta malvada, la reina británica amante de los nazis, cuya política hacia África es salvar a sus animales y matar a su población.

Obama viene a África, mientras que allá en Estados Unidos, y por todo el mundo, existe una preocupación real de que este mes de agosto, mientras el Congreso federal está en receso, el pudiera lanzar una guerra termonuclear en contra de los lideres del BRICS, Rusia y China. Nosotros estamos del lado de esas fuerzas que van a bloquear esta campaña hacia nuestra extinción, buscando la salida de Obama de su cargo, inmediatamente. Nosotros en Sudáfrica, estamos en contra de Obama y sus amos esclavistas británicos. Nosotros estamos del lado del BRICS y le damos la bienvenida al futuro que ellos procuran. Nosotros esperamos que Estados Unidos se purgue de estos agentes británicos, como Obama, y se una a nosotros. Ya no podemos arrodillarnos ante quienes ponen nuestras vidas en riesgo así sea que aleguen que son como nosotros. Nosotros no somos esclavos a los que hay que despreciar y dar lecciones, y no nos vamos a someter a la autoridad del sistema moribundo al que sirve Obama.

Nosotros en África esperamos el día en que podamos trabajar con una nueva Presidencia estadounidense, una que esté libre del control del imperio británico y que esté comprometida con un futuro de paz y desarrollo.