Obama hace estallar Turquía

14 de agosto de 2015

14 de agosto de 2015 — El acuerdo del Presidnte Barack Obama con el gobierno turco sobre el uso de sus bases militares, supuestamente para realizar operaciones en contra del EIIS (Estado Islámico) en la vecina Siria, ha hecho estallar a Turquía. Obama presentó su solicitud al gobierno turco, inmediatamente después de las elecciones en Turquía, en donde el gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) perdió la mayoría; ahora tienen que formar un gobierno de coalición, posiblemente con el Partido Popular Republicano (CHP). El CHP tiene una política exterior muy diferente a la del AKP del Presidente Recep Tayyip Erdogan, y se opone a la intervención turca en Siria. Las pláticas entre el AKP y el CHP se han prolongado durante semanas con poco avance y es posible que tuviera que haber nuevas elecciones si fracasan las pláticas para formar la coalición, en donde el AKP, con obvio apoyo de Obama, buscaría recuperar su mayoría.

Mientras tanto, hay todo un alboroto en Turquía. En cuanto Obama hizo el acuerdo con su compinche turco, el Presidente Erdogan, el presunto hombre fuerte hizo estallar el país al atacar a los Curdos y no al EIIS. El lunes 10 de agosto, ocurrieron los siguientes ataques terroristas:

* El consulado norteamericano en Estambul fue atacado por el grupo terrorista de izquierda, Frente-Partido Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C), que atacó la embajada norteamericana en Ankara hace dos años. En el ataque fue herida y capturada una de los atacantes, Hatice Asik, de 51 años. Ella fue la única víctima en el ataque. Según la agencia de prensa Dogan, el 8 de julio había sido liberada de la prisión en donde cumplía una sentencia por un ataque terrorista e intento de homicidio, de los cuales solo pagó 3 años. Poco después de que fue liberada, la inteligencia turca supo que la estaban preparando para llevar a cabo un ataque suicida en contra del Ministerio de Justicia en septiembre. El segundo asaltante anda huyendo y se cree que es también una mujer.

* En el sureste de Turquía, murieron seis agentes de seguridad en enfrentamientos con el proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

* En Estambul estalló un carro bomba en una estación de policía, con un saldo de un policía y dos asaltantes muertos. La organización ultraizquierdista recién fundada Unidad de Defensa del Pueblo, se adjudicó el ataque en un tuiter, diciendo que habían muerto cuatro de sus militantes en el enfrentamiento. Este mismo grupo se adjudicó los bombazos en contra de la revista Adimlar en Estambul el 25 de marzo, en donde murió una persona. Se dice que la revista tiene estrechos vínculos con el grupo islamista turco ilegal, el Frente Islámico de Salteadores del Gran Este (IBDA-C) y ha organizado campañas exigiendo la liberación del líder del grupo, Salih Mirzabeyoglu, y apoyaban a los terroristas del Estado Islámico (EI o EIIS).

* Militantes del PKK mataron a cuatro oficiales de la policía en un ataque con minas en contra de un vehículo policial blindado en la provincia de Sirnak, al sureste, en donde el gobierno lanzó recientemente operaciones en contra del PKK, quienes han matado 24 miembros del personal de seguridad turcos en el último mes.

* El PKK también atacó un helicóptero militar Sikorsky en Sirnak, matando un soldado.

Uno de los principales comentaristas en el diario turco Hurriyet dejó en claro que en medio de este caos, el Presidente Erdogan está decidido a sabotear las pláticas para la coalición con el fin de forzar una segunda elección, con la esperanza de ganar la mayoría, lo que le permitiría continuar "con el control total sobre el aparato del Estado que ha venido construyendo a lo largo de los últimos 13 años".