Los saudíes le están entregando partes de Yemen a Al-Qaeda

20 de agosto de 2015

20 de agosto de 2015 — A pesar de las negativas vociferantes tanto de Riad como de Washington, es evidente que los saudíes han estado llevando a cabo ataques aéreos intensivos, día tras día, desde fines de marzo, con el fin de forzar a los yemeníes locales a que entreguen el control de su tierra a Al-Qaeda, patrocinada y financiada por los saudíes, los perpetradores del ataque del 11-S en contra de Estados Unidos en el 2011.

En un artículo publicado el 18 de agosto en el Washington Post, los autores Ali al-Mujahed y Hugh Naylor informan sobre la campaña bélica de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con sus 3,000 soldados al sur de Yemen que han unido sus fuerzas a las fuerzas anti-yemeníes. El artículo dice que un contingente más pequeño de soldados saudíes y combatientes yemeníes entrenados por los saudíes, está participando también en los combates, utilizando tanques, vehículos blindados de transporte de tropas y helicópteros de asalto, y han forzado la salida de las fuerzas yemeníes, en su mayoría compuestas de la tribu Huti, de varias provincias. Como resultado, le están entregando estas zonas a Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), que está fuertemente apertrechada con combatientes saudíes de Al-Qaeda.

El artículo destaca que después de que sacaron a los combatientes rebeldes de la provincia de Abyan este mes, los militantes del AQAP tomaron los edificios del gobierno y establecieron puntos de control en la capital de las provincias del sur, Zinjibar, según dicen los residentes y combatientes locales en la zona. La provincia de Abyan está en el sur de Yemen, situada justo al oeste de Aden, formando parte de la línea costera más al sur de Yemen en el Golfo de Aden.

El artículo dice también que los militantes de AQAP ya se han apoderado de zonas cercanas a Hadramaut, al noreste de la provincia de Abyan, a pesar de que esta provincia no estaba involucrada en la guerra hasta ahora. El brigadier general Ahmad Asseri, vocero de la coalición encabezada por los saudíes, le confirmó al Washington Post los avances del AQAP en Abyan.