El reloj del crac financiero marca un minuto para la medianoche

19 de agosto de 2015

19 de agosto de 2015 — “El reloj del Día del Juicio para el crac mundial marca un minuto para la medianoche, en tanto que los bancos centrales pierden el control”, es el encabezado del diario londinense Telegraph del lunes 17.

El análisis que lleva este encabezado está acompañado de otro artículo, firmado por el director de Negocios Internacionales del Daily Telegraph, Ambrose Evans-Pritchard, y ambos hacen una radiografía de los derrumbes combinados que avizoran otro estallido financiero como el del 2008 acompañado de otra “Gran Recesión”.

El desplome persistente en los precios del petróleo y de prácticamente casi todas las materias primas, en particular de los metales —que es una copia del desplome de las mercancías que precedió al crac del 2008— ha llevado el Índice Bloomberg de las Mercancías por debajo de sus niveles más bajos de este siglo hasta la fecha.

Junto con esto ha ocurrido una caída en el comercio mundial en más de 4% año con año, lo cual destaca Pritchard que refleja la contracción de la actividad económica mundial. Hay una serie de crisis de las monedas en los países recién industrializados —Indonesia, Malasia, Tailandia, Brasil— y derrumbes en los mercados de valores en más de 20 países.

El informe de la Reserva Federal de Nueva York sobre la industria y las manufacturas que se publicó el 17 de agosto, muestra una contracción escandalosa. “El índice de manufacturas del estado de Nueva York para julio”, escribe Pritchard, se desplomó a un nivel de recesión de menos 14.9, el más bajo desde la Gran Recesión, una de las caídas más pronunciadas en un mes que se hayan registrado. El componente de nuevos embarques, cayó en -13.8, y el de nuevas órdenes a -15.7. Esto llega en un momento delicado para la economía mundial. Ahora hay una tormenta en agosto que azota a los mercados globales”.

El blog financiero de los economistas Pam y Russ Martens informó el 17 de agosto también sobre la alarmante caída en la actividad económica real que reporta la Reserva Federal de Nueva York, en un artículo titulado “Mantén tus ojos en los bonos chatarra: Comienzan a comportarse como en el 2008”. Dicen que “los signos de advertencia más alarmantes –-el aumento del rendimiento de los bonos chatarra y el creciente diferencial en los rendimientos de los bonos chatarra y los bonos del Tesoro de EU— reciben mucha menor atención de la que deberían. Cuando crecen los diferenciales en las tasas sirvió como una tarjeta roja temprana para el crac financiero de 2008 y la implosión de las firmas icónicas de Wall Street”.

Ahora se emiten bonos chatarra de las empresas de petróleo y gas en la economía estadounidense con un interés promedio de 11 a 12%, pero que llegan hasta el 20% y 30% en la medida que aparecen los incumplimientos y las bancarrotas en el sector de petróleo y gas. Peor aún, como lo señala el Telegraph en su artículo del “Dia del Juicio”, se siguen emitiendo esos bonos de deuda, y se siguen comprando, a tasas enormes, que llegan a entre $325 y $350 mil millones de dólares de bonos chatarra del sector petrolero en 2015, por quinto año consecutivo.

El denominador común de todos estos elementos del crac — la enorme exposición y dependencia de Londres y Wall Street a las pérdidas en derivados financieros — ha desatado una intensa campaña por parte de los grandes bancos para hacer que el Banco de Pagos Internacionales y Washington eliminen la regulación del grado de apalancamiento (deuda) que pueden tener los “derivados compensados”, los cuales tienen un valor nominal de $150 billones de dólares. El vice presidente de la Corporación Federal de Seguros a los Depósitos (FDIC), Thomas Hoenig, dice en un artículo que publicó el 17 de agosto en el Wall Street Journal, que se tome esto como una advertencia del próximo crac.

La situación en el este de Ucrania, es explosiva, dice el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Steinmeier. 17 de agosto de 2015 — El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, reaccionó a la creciente violencia en el este de Ucrania, instigada por Estados Unidos y la OTAN para provocar a Rusia. En una entrevista con el diario Bild Am Sonntag que se publicó el domingo 16, expresó su gran preocupación por el total rompimiento con los acuerdos de Minsk, lo cual puede llevar a un posible conflicto militar que involucre a Rusia contra Occidente, informó la agencia británica Reuters.

“La situación en el este de Ucrania es explosiva”, le dijo al Bild am Sonntag. “El nivel de la amenaza es lo suficientemente alto. Si ambas partes no sostienen negociaciones, se puede desatar una nueva ronda de escalada militar en cualquier momento”, reportó el portal vestnikkavkaza.net, el cual cita a la entrevista en Bild am Sonntag.