¡Tenemos que actuar anticipadamente!

29 de agosto de 2015

29 de agosto de 2015 — El "brinco" del jueves en la bolsa de valores de Nueva York no fue otra cosa que una operación de rescate para tratar de engañar a todo mundo. Debemos denunciarlo: fue una operación de rescate al alza. Para dar solo un ejemplo: mientras se realizaban el jueves las operaciones de corretaje de acciones en la bolsa de valores, o más bien la inyección de dinero de los bancos centrales para comprar acciones, el Departamento de Comercio de EU corrigió al alza las cifras de crecimiento del Producto Nacional Bruto (PNB) de 2.3% a 3.7% Al mismo tiempo, el Ingreso Nacional Bruto (INB), que debería ser exactamente el mismo, aumentó en solo una tasa de 0.6% anual.

Este apuntalamiento ficticio de las acciones va a ser temporal. No tiene más que un efecto temporal; es un fraude. Porque lo que hicieron fue que bombearon liquidez en la bolsa de valores todo artificialmente para pretender que la situación ha mejorado. Mintieron también al decir que fue China la que se colapsó, aunque hubo mucha gente que no fue lo suficientemente estúpida como para creérselo.

Hoy, mañana y todos los días a partir de ahora, tenemos que anticiparnos a Wall Street. Si permitimos que Wall Street tenga cualquier tipo de control sobre la economía, la economía de EU se va a desintegrar completamente. No nos podemos quedar por ahí sentados dejando que Wall Street haga sus reclamos; por el contrario, tenemos que anticiparnos y clausurar a Wall Street. Forzar la discusión hasta que llegue hasta la Presidencia. El gobierno de Estados Unidos tiene que actuar para asegurar la protección de la economía estadounidense frente a Wall Street.

A cerrar Wall Street y a defender la economía de Estados Unidos contra la banda de Wall Street. Lyndon LaRouche ha estado señalando esto por todo el país, y todo aquel que esté de su parte señala lo mismo.

Hay un paralelo obvio entre la crisis de hoy y la de los primeros 100 días de Franklin D. Roosevelt en la Presidencia, con la diferencia de que entonces, Roosevelt resolvió el problema. Pero el derrumbe actual no solamente es peor que el de 1933, sino que el equipo actual no sabe otra cosa más que empeorar las cosas aún más.

Roosevelt en realidad creó una solución. El problema es que las intenciones de Franklin Roosevelt se vieron frustradas por la facción de Wall Street, inmediatamente después de su muerte, e incluso antes de morir.

El gobierno actual no solo es incapaz de repetir lo que hizo Franklin Roosevelt sino que es incompetente en general. Esta amenazando con extinguir a la especie humana. Las políticas de Obama en particular, representan una amenaza para la existencia de la especie humana. Eso es lo que hay que decir.

Hoy tenemos una crisis que tiene un rasgo comparable, aunque existe una gran diferencia. Desde el arranque de la gestión de Franklin Roosevelt, todo arrancó bien. En tanto, desde que tomó posesión Obama, todo ha ido de mal en peor. El gobierno de EU tiene que hacer lo que Franklin Roosevelt hubiera hecho si hoy estuviera vivo: tiene que actuar en contra de Wall Street como Roosevelt lo hizo.