Disturbios en Kiev ponen de manifiesto el ascenso de los nazis en Ucrania

3 de septiembre de 2015

3 de septiembre de 2015 — En su intervención en la Universidad Técnica Marina, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolay Patrushev, se refirió a los disturbios recientes en frente del parlamento ucraniano.

"Actualmente, se está reviviendo abierta y cínicamente el nazismo en los países del Báltico y en Ucrania. Se está produciendo la glorificación de los movimientos nacionalistas pronazis, y sus opiniones encuentran cada vez más partidarios entre las poblaciones locales", señaló Patrushev. La agencia noticiosa Tass informó que Patrushev le dijo al público que el liderato político de Ucrania fomentó los sentimientos nacionalistas y antirrusos entre sus ciudadanos durante todo el período postsoviético, y con el apoyo de Estados Unidos, esta política llevó a la toma del poder por la fuerza por parte de la oposición el año pasado. El papel decisivo lo tuvo el grupo ultra nacionalista Sector Derecha. "Llegó al poder gente orientada hacia Occidente, y que adhiere a visiones antirrusas, y los medios de comunicación antirrusos intensificaron sus actividades en el país. No se escuchó la opinión de la otra parte de los ciudadanos ucranianos", destacó Patrushev.

Al hablar ante estudiantes y profesores del Instituto Estatal Internacional de Relaciones Internacionales (MGIMO) en Moscú el martes 1, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov tocó el mismo tema, según informó Tass:

"Cuando se celebraron las elecciones parlamentarias en Ucrania en el 2012 —y los estatutos de Svoboda se adhieren a documentos de los nacionalistas ucranianos que proclamaron su apoyo al nuevo orden de Hitler— en ese entonces la Unión Europea (UE) hizo una declaración haciendo un llamado a los políticos ucranianos para que se abstuvieran de cooperar con este partido fuertemente nacionalista", señaló Lavrov. "Cuando sucedió el golpe, le recordamos a nuestros colegas cómo habían tratado ellos a esta organización", agregó. "Nadie negó que la UE haya mantenido esa posición, pero el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia dijo que 'todo está bien' y que 'Svoboda se está moviendo en dirección de convertirse en un partido tradicional'. Bien, ayer se mostró qué tan 'tradicional' es. Uno no puede coquetear con extremistas en ninguna parte", subrayó Lavrov, según informó Tass.