Lavrov cuestiona la "extraña sugerencia" de Kerry sobre Siria

14 de septiembre de 2015

14 de septiembre de 2015 — Luego de una conversación telefónica el miércoles 9 entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergei Lavrov y el Secretario de Estado de EU John Kerry, Lavrov le dijo a la prensa que Kerry había "hecho la extraña sugerencia de que apoyar a Bashar Assad en la lucha en contra del terrorismo, no hace más que fortalecer las posiciones del EIIS, porque, como respuesta, los patrocinadores del EIIS le van a proporcionar a la organización más armamento, dinero y todo lo que necesitan para llevar a cabo sus planes siniestros. Esto es una lógica al revés y otro intento por ayudarle a quienes están utilizando a los terroristas para combatir regímenes indeseables. Yo creo que este es un gran error".

No se informa si Kerry identificó quiénes eran esos "patrocinadores del EIIS", pero el mundo bien sabe que los amigos de Obama en Riad son la fuente principal, y el ex jefe de la DIA (Agencia de Inteligencia de la Defensa), general Michael Flynn, reveló el mes pasado que el mismo Obama había creado "deliberadamente" al EIIS y otras organizaciones terroristas, para hacer exactamente lo que Lavrov identificó: utilizar a los terroristas "para combatir regímenes indeseables".

Otros obamistas respaldaron la "extraña sugerencia" de Kerry. El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo en el informe de prensa que Kerry había "reiterado nuestra preocupación sobre esos informes de actividades o concentraciones militares rusas en Siria y dejó muy en claro nuestra perspectiva de que si son ciertos y si se confirman estos informes, esto pudiera conducir a mayor violencia e incluso más inestabilidad en Siria y no ayudan nada en lo absoluto a lo que a la larga está tratando de lograr en Siria la comunidad internacional", refiriéndose presumiblemente a lo que la comunidad internacional (léase Bush y Obama) "logró" en Iraq y Libia.

El analista militar opuesto a Putin, Pavel Felgenhauer, salió despotricando que "Rusia está aumentando la presión, jugando un juego de chantaje. Ellos quieren presionar a otros para que consideren más seriamente (la propuesta rusa de una coalición más amplia para combatir al EIIS), o que teman que Moscú pueda utilizar sus fuerzas ahí para otros propósitos".

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova fue franca: "Supuestamente estamos dañando la lucha en contra del terrorismo; esto es pura basura".