Goldman trata de darle órdenes desesperadamente a la Reserva Federal y al BCE

22 de septiembre de 2015

22 de septiembre de 2015 — Como lo señaló Lyndon LaRouche la semana pasada, el regreso de Wall Street a su período de "EC" (Emisión Cuantitativa) que exige cada vez más y más "dinero fácil" de la Reserva Federal y otro bancos centrales, es una señal del crac que enfrenta. Goldman Sachs coincide con esto cuando presiona desesperadamente exigiendo que lo hagan.

En entrevista con Business Insider, el jefe de economistas de Goldman Sachs, Jan Hatzius, comenta la "nota" que le envió a la Reserva justo antes de la reunión del 17 de septiembre en donde la Reserva "reculó" y no elevó las tasas de interés. Hatzius dice que "la Reserva debe pensar sobre una relajación" de las tasas de interés, hasta llegar a ser negativas. "Hemos visto un considerable endurecimiento de las condiciones financieras. En este momento, nuestra regla GSFCI Taylor sugiere que la FOMC [siglas en inglés de la Comisión de Mercado Abierto de la Reserva Federal] debería de estar tratando de relajar en vez de endurecer las condiciones financieras. Nuestra perspectiva en términos de la política óptima se inclina fuertemente a favor de esperar hasta bien avanzado el 2016".

El "endurecimiento" al que se refiere Hatzius, es que el diferencial del tipo de interés en los préstamos interbancarios se han elevado significativamente en las últimas semanas, una señal de la inestabilidad en Wall Street.

El 20 de septiembre Goldman Sachs continuó con esto en un "informe" (es decir, un comentario de Hatzius) dirigido al Banco Central Europeo (BCE). Aquí dice que el BCE debe seguir con su actual programa de emisión cuantitativa (EC) de impresión monetaria, no hasta septiembre de 2016, como estaba programado hasta ahora, sino hasta "finales del 2017".

Siguiendo esta línea de inmediato, el miembro francés de la junta directiva del BCE y vocero frecuente de los fondos compensatorios, Benoit Coeuré, dijo en París el lunes 21 que "las posibilidades de crecimiento en la zona del euro claramente se han debilitado" y el euro está apreciándose, así que se necesita más EC.

Un contacto bancario le comentó a EIR sobre estos llamados, que el voto a favor de tasas de interés negativas por parte del miembro del FOMC, Kocherlakota (del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis) es en preparación a un rescate interno a gran escala de los fondos de los depositantes en el sistema bancario de EU. Dijo que esto podría tomar la forma de una simple confiscación de ahorros.

Sobre estas amenazas, LaRouche comentó que representan "una táctica defensiva que no le va a resolver nada a Wall Street, que está perdida, y sí dejaría a la economía en condiciones mucho peores, si no se impide esto con la imposición abrupta de las reformas Glass-Steagall".