Los planes modificados del Pentágono contra el EIIS en manos de Obama para su revisión

24 de septiembre de 2015

24 de septiembre de 2015 — Los planificadores de alto rango en el Pentágono elaboraron planes de operaciones modificados para Iraq y Siria, con base en las evaluaciones nuevas sobre el estado del combate en ambos países, según una alta fuente de inteligencia de EU. Primero, las últimas evaluaciones del Pentágono concluyen que al Ejército de Iraq le está yendo mal en el combate al Estado Islámico (EI) debido a la falta de comandantes de campo calificados y el control de todos los detalles por parte de Bagdad. La recomendación de las fuerzas armadas es incorporar asesores de EU a las unidades de combate, para mejorar la toma de decisiones en la línea de combate; y considerar el despliegue de helicópteros Apache como parte del apoyo en el combate cerrado para las operaciones de gran envergadura en contra del EIIS, a pesar de la vulnerabilidad de estos helicópteros de ser derribados, incluso con RPG (Cohetes lanza granadas).

El plan del Pentágono también pide aumentar el armamento para los curdos en Siria, para mejorar las operaciones de combate en contra del EIIS, con la posibilidad de desplegar personal de las Fuerzas de Operaciones Especiales de EU (SOF) para incorporarlo con los curdos y posiblemente otros rebeldes no salafistas. Las operaciones con drones de EU desde Turquía han aportado inteligencia detallada sobre las líneas logísticas que corren desde Turquía hasta Raqqa, la capital del EIIS y su centro de mando, y otros bastiones del EIIS en el norte de Siria. Entre la inteligencia directa de los drones de EU y la presión creciente de EU sobre Turquía para que cierre las rutas, se ha reducido el flujo de nuevos reclutas hacia las zonas del EIIS en Siria. Los planes militares de EU estarían dirigidos a llegar hasta un punto en donde se corten totalmente las líneas logísticas que van de Turquía a Raqqa, en cuyo momento los curdos y otros combatientes, con apoyo aéreo de EU, podrían lanza un ataque sobre Raqqa.

Luego de la llamada del viernes entre el Secretario de la Defensa de EU Carter y el Ministro de la Defensa de Rusia Shoigu, se creo un grupo de trabajo, encargado de las pláticas directas entre las fuerzas armadas de los dos países. El objetivo mínimo en Siria, según la fuente, es lograr arreglos para eliminar el conflicto (los drones rusos ya han estado operando en áreas en donde también está involucrad EU, y hasta ahora no ha habido incidentes) y el objetivo óptimo es compartir inteligencia y con el tiempo operaciones conjuntas en contra del EIIS. Un tema clave a resolver son las acciones rusas en contra de los salafistas que también son apoyados por EU (este es un problema de EU, no un problema ruso, pero podría ser una fuente de conflicto).

La fuente advirtió también que el Presidente turco Erdogan está jugando la carta contra los curdos en las próximas elecciones. Está contando con un fuerte financiamiento saudí para el AKP de parte del rey Salman, y le ha dado al Primer Ministro provisional Davotoglu una nueva posición en el partido, dominado por miembros de la propia familia de Erdogan y otros aliados de su plena confianza. El ex Presidente Gul, un moderado en el partido, fue purgado y esta maniobra paranoica de Erdogan pudiera revertírsele.