Pánico en la Casa Blanca

28 de septiembre de 2015

28 de septiembre de 2015 — Según una versión del diario Washington Post, que sería algo hasta gracioso si la realidad no fuera tan desastrosa, Obama quiere "aclarar" su fallida política sobre Siria antes de su reunión con Putin este lunes, a la vez que expresa confusión sobre las "intenciones" (absolutamente claras) de Putin en Siria.

Mientras tanto, se suspendieron los "ajustes" del gobierno a su estrategia en contra del Estados Islámico (EI), según le dijeron al Post altos funcionarios del gobierno no identificados por nombre. Las intenciones de Putin "siguen siendo un misterio" en la Casa Blanca y esto ha llevado a Obama a concluir que la única forma de averiguarlo es preguntarle directamente a Putin. Quizá hasta los mismos informes públicos de prensa sobre las intenciones de Putin los están "cocinando" antes de entregárselos al Presidente, como sucedió con los informes de inteligencia de la DIA (Agencia de Inteligencia de la Defensa) sobre la guerra en contra del EIIS.

Por lo pronto, dijeron los funcionarios, el objetivo de Obama es escuchar lo que Putin tenga que decir, destacar los objetivos políticos de EU y "advertir en contra de interferencias" y determinar si hay espacio para la cooperación.

Debería ser obvio para cualquiera que Putin no va a aceptar el enfoque de Obama de "se hace como yo digo, o no se hace", con relación a Assad.

Rusia también planteó la posibilidad de que la ONU respalde oficialmente la coalición contra el EIIS que se está construyendo, dado que su formación es legal desde el punto de vista del derecho internacional, a diferencia de los bombardeos criminales de Obama. "En teoría es posible que todos los involucrados se puedan unir a la coalición si ésta recibe la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU", le dijo a AFP, Ilya Rogatchev, jefe del Departamento de Nuevos Desafíos y Amenazas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Esto, por supuesto, requeriría que en la Casa Blanca hubiera alguien cuerdo, lo cual no es el caso.