Xi: China le dará $2 mil millones de dólares más a las naciones pobres, construirá 600 proyectos de asistencia extranjera

28 de septiembre de 2015

28 de septiembre de 2015 – En su intervención en la Cumbre sobre Desarrollo Sustentable de la ONU y en un foro de cooperación Sur-Sur, ambos el sábado 26, el Presidente chino Xi Jinping anunció más programas de desarrollo chinos de gran envergadura para el mundo, por encima y más allá de los proyectos de la Ruta de la Seda, el BAII (Banco Asiático de Inversión en Infraestructura), el Banco de Desarrollo BRICS, los fondos de desarrollo especiales y otros más, que ya se pusieron en operación anteriormente.

Xi empezó comprometiendo $2 mil millones como parte de una canasta de fondos internacionales para combatir la pobreza en los países más pobres, como una "inversión inicial". Esto eleva la contribución china al fondo de la ONU a $12 mil millones de dólares en los próximos 15 años.

En el Foro Sur-Sur, Xi dijo que China va a iniciar 600 proyectos de desarrollo en naciones en vías de desarrollo en los próximos cinco años, 100 cada uno en agricultura, reducción de la pobreza, comercio, protección ambiental, servicios de salud y educación. Dijo que "la cooperación y la unidad con el mundo en vías de desarrollo siguen siendo los cimientos inalterables de la política exterior de China".

Indico que estos proyectos se basan en el principio de "justicia por encima de los intereses" (irónica y patéticamente, la reseña del New York Times enfatizó que !China ha sido negligente con la ayuda para el desarrollo!)

En la Cumbre sobre Desarrollo Sustentable, Xi castigó la estructura de ayuda politizada y coercitiva actual diseñada por Occidente. Dijo que la esperanza de China para el futuro es que todas las naciones, todos los pueblos reciban una ayuda equitativa; que la ayuda "no puede ser solo para ciertos países y no para otros", y que las voces de los países pequeños y medianos se tiene que escuchar en "el diseño de los reglamentos internacionales". El programa Objetivos del Milenio de la ONU de los últimos 15 años, que se supone será reemplazado con el programa Objetivos de Desarrollo Sustentable, era totalmente coercitivo por su propia naturaleza ; si un país pobre era "bueno" y hacía todo lo que se le pedía, iba a obtener unos cuantos centavos.

Xi también anunció la creación en China de un Centro Internacional de Desarrollo del Conocimiento para ayudar a los países en desarrollo.

Asimismo, anunció un alivio a la deuda para los países más pobres, y que China va a ofrecer 270,000 becas escolares a estudiantes del mundo en desarrollo para que vengan a China a cursar educación superior o vocacional, a la vez que ofreció entrenamiento para otros 500,000 estudiantes más en sus países de origen.