Obama se expone a sí mismo en la ONU

29 de septiembre de 2015

29 de septiembre de 2015 – El Presidente Obama vomitó toda su porquería belicista sobre los representantes del mundo reunidos en la Asamblea General de la ONU ayer. Pocos minutos después, la intervención del Presidente de Rusia Vladimir Putin puso en claro la dura realidad de que Obama está acabado.

Al mismo tiempo que se refería hipócritamente "el estado de derecho internacional" y la maldad de que "la ley del más fuerte", Obama atacó directamente a Putin y al Presidente de Siria Bashar al-Assad y los declaró como el origen de todos los males del mundo actual, hasta llegar al extremo de acusar a Assad como la causa de los horrores del EIIS en Iraq y Siria. "Recordemos como empezó esto", desvarió Obama. "Assad reaccionó a las protestas pacíficas con la represión cada vez más intense y los asesinatos que, a su vez, crearon el ambiente para el conflicto actual. Así que Assad y sus aliados no pueden pacificar simplemente a la gran mayoría de la población que ha sido brutalizada con armas químicas y bombardeos indiscriminados".

Dijo que "algunas grandes potencias se comportan de manera que contraviene el derecho internacional", lo cual debió inducir nauseas en el público; pero luego se quejó de que esas mismas potencias alegan que para derrotar al terrorismo "debemos de apoyar tiranos como Bashar al-Assad, que arroja bombas de barril para masacrar niños inocentes, porque la alternativa seguramente es peor".

Luego se hinchó el pecho y dijo: "Yo dirijo las fuerzas armadas más fuertes que el mundo haya conocido, y no voy a titubear para proteger a mi país y a nuestros aliados, de manera unilateral y por la fuerza donde sea necesario". (Más tarde Putin evocó la destrucción de Libia e Iraq —que ciertamente no eran amenaza para nadie— y el desprecio unilateral que muestra Obama hacia la Carta de la ONU y el derecho internacional).

Luego salió con su cantaleta sobre Ucrania (Sin referirse para nada al golpe de Estado de los neonazis con apoyo de su Victoria Nuland): "Consideren la anexión de Crimea que hizo Rusia y la posterior agresión en el oriente de Ucrania... No podemos quedar inmóviles cuando se viola flagrantemente la soberanía y la integridad territorial de una nación".(!)

Obviamente sintiendo pasos en la azotea, se quejó de que "No es una conspiración de ONGs respaldadas por Estados Unidos las que denuncian la corrupción y elevan las expectativas de la población por todo el mundo; es la tecnología, los medios sociales, y el deseo irreductible de la gente en todas partes de tomar sus decisiones sobre como son gobernados".

Haciendo un esfuerzo por no morderse la lengua, dijo que Rusia ha iniciado una nueva guerra fría, y luego afirmó histéricamente que Rusia ahora se está derrumbando.

A cada rato regresó a la cuestión de Siria, pero nunca mencionó para nada la maniobra de flanqueo de Rusia, para intervenir militarmente y crear una verdadera coalición internacional para aplastar al EIIS, que es la causa de su disimulo frente al organismo mundial.