China compara el TPP con el sistema británico de 'preferencia imperial'

13 de octubre de 2015

13 de octubre de 2015 — Con gran agudeza, un experto del Ministerio de Comercio chino comparó al acuerdo de la Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) —que todavía no ha sido aprobado por los Congresos de los países involucrados— al fracasado sistema del imperio británico de "preferencia imperial" de las décadas de 1930 y 1940.

En un artículo que fue publicado por el China Daily del 11 de octubre, Mei Xinyu dice: "Puesto que es posible que el Presidente estadounidense Barack Obama, se convierta en uno de los Presidentes de Estados Unidos con el menor legado político, no es de sorprender que tiene una necesidad urgente de tener logros políticos... Algo que se tiene que tomar en cuenta es si el TPP es una nueva forma de 'preferencia imperial', misma que fue establecida por el Reino Unido, aunque ésta eventualmente fracasó".

La preferencia imperial fue un sistema de tarifas establecidas recíprocamente o de acuerdos de libre comercio entre los dominios y las colonias del imperio británico alrededor de 1900; requería un comercio exclusivo entre ellos, con una balanza comercial a favor del Reino Unido en cada caso. El objetivo de la preferencia imperial era sostener al imperio como la potencia mundial, en contra del Sistema Americano de Estados Unidos y el proteccionismo de Alemania. Lo revivieron y reforzaron en las décadas de 1920 y 1930.

Fue cuando el Presidente Franklin Roosevelt le dijo a Winston Churchill, en Argentia, Terranova, en agosto de 1941, que después de la guerra la preferencia imperial tendría que desaparecer, y entonces un Churchill con la cara roja de la furia respondió, "Señor Presidente,... me parece que usted está tratando de acabar con el imperio británico. Todas las ideas que usted está contemplando acerca de la estructura del mundo de la posguerra lo demuestra". John Maynard Keynes', economista británico, quien estuvo en breve en Bretton Woods, trató de incorporar el sistema de preferencia imperial al Sistema de Bretton Woods, pero no lo logró.

Luego revivieron la propuesta como la Preferencia de la Mancomunidad.

Mei Xinyu escribe: "Sea que estén impulsando las negociaciones sobre el TPP, o que estén llegando a acuerdos sobre la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI)con Europa, todo lo que está haciendo Estados Unidos tiene la intención de mantener la hegemonía de las leyes del comercio internacional, en tanto excluye a China.

"Sin embargo, si el TPP no viola las normas actuales de la OMC [como recientemente sugirió el Presidente ruso, Vladimir Putin—ed], solo logrará tener, si acaso, un impacto marginal sobre China, y ciertamente China mantendrá una actitud abierta ante el hecho. Está diseñado con el propósito de arrinconar a China, pero no va a terminar mejor que la 'preferencia imperial' ", concluyó Xinyu.