EU trata de presionar a India sobre el calentamiento global, en la cuenta regresiva hacia la cumbre COP21 en París

11 de noviembre de 2015

11 de noviembre de 2015 – En la conferencia de prensa diaria en Washington este 9 de noviembre, el secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest presionó a India para que siga a pie juntillas la línea sobre la reducción de las emisiones de carbono supuestamente para disminuir el impacto del calentamiento global, en otras palabras, para que acepte la agenda verde genocida. "Hemos visto que India ha dado pasos importantes en el pasado y hubo, anteriormente en el gobierno del Presidente, un compromiso por parte de los indios para limitar los hidrofluorocarburos" le dijo Earnest a los reporteros. La declaración de Earnest estaba diseñada para presionar a India para que abandone sus planes de construir plantas eléctricas en base a carbón, lo que privaría a cientos de millones de indios de energía eléctrica.

Hoy en París, se celebró la reunión final de tres días preparatoria a la cumbre, en donde los representantes de 70 naciones apresuran una versión final del borrador (no público) de la confabulación de diciembre. El borrador tiene ahora 55 páginas, con 1,500 partes entre corchetes, en donde se indican los puntos en desacuerdo. Una versión anterior, de 20 páginas, fue denunciada como "apartheid" el mes pasado por el delegado de Sudáfrica.

India no está dispuesta a abandonar la construcción de plantas eléctricas con carbón y se le considera una resistencia al asunto del cambio climático. El anterior ministro de Medio Ambiente Jairam Ramesh señaló recientemente que India no puede abandonar el carbón; "sería suicida de nuestra parte dejar de usar el carbón por lo menos en los próximos 15, 20 años, dadas las necesidades" dijo.

El Ministro de Estado sobre energía, carbón y energía renovable y nueva, Piyush Goyal, dijo recientemente: "Es una vergüenza que 68 años después de la independencia no hayamos podido proporcionar un servicio básico como la electricidad". India tiene en operación 125 plantas eléctricas de carbón y planea construir 140 más utilizando una tecnología más eficiente "súper-crítica".

En un artículo del Global Times del 10 de noviembre, firmado por Swaran Singh, dice que China e India "se ven cada vez más a sí mismos como partes responsables, dispuestas a asociarse con naciones avanzadas para hacerle frente a la crisis sobre el cambio climático. Juntas han logrado un consenso sobre responsabilidades comunes aunque diferenciadas (CBDR) que se ha convertido en la base para las deliberación en marcha". El artículo dice también que el primer ministro indio Narendra Modi, explicó el principio cardinal de la responsabilidad diferenciada, destacando que India es proclive a "hacer más intervenciones sociales para crear oportunidades para todos, para crear condiciones en donde las naciones menos desarrolladas también pueden tener la esperanza de desarrollarse".

Coincidiendo con la reunión preparatoria de esta semana en París, aparecieron dos nuevos informes fraudulentos más, para forzar la sumisión a la perversidad del COP21. La Organización Meteorológica Mundial afirma que el volumen de gases invernadero en el 2014 puede alcanzar una nueva marca, y que la Tierra está amenazada por el sobrecalentamiento. El Banco Mundial afirma que si no se emprende ninguna acción para reducir radicalmente las emisiones de carbono, habrá 100 millones de habitantes más en la pobreza para el 2030.